“Cada día que pasa veo más perdida de institucionalidad”, remarcó el abogado José Manuel Ubeira

Compartir

“Si hay un país donde se instaló la posverdad, ese es Argentina. Lo de Ramos Padilla de ayer supera cualquier fantasía. Es un dislate que a un juez como Ramos Padilla se lo lleve al Consejo de la Magistratura y el proceso avance. No es ni más ni menos que una acción de la banda del Presidente y sus acólitos en afán de frenar la investigación que a ellos los perjudica mucho”, dijo el abogado José Manuel Ubeira, defensor del ex funcionario de Yaciretá Oscar Thomas, sobre la actualidad judicial y los presuntos intentos del oficialismo por manipular el destino de causas claves, como la que lleva adelante el actual juez de Dolores en el D´Alessiogate.

“Para relación amigo enemigo hay límites, pero esto de a Ramos Padilla de negarle la posibilidad de conocer un expediente es nunca visto. Un nuevo crimen contra el estado de derecho. Tenemos una democracia formal, pero hay una serie de truanes que trabajan en el medio que actúan con la lógica de la dictadura y la Corte es parte de esta lógica”, precisó Ubeira.

También se refirió al caso Stornelli, a la rebeldía del fiscal ante los pedidos de indagatorias solicitados por Ramos Padilla, y a la falta de respuestas del Procurador General de la Nación.

“Casal habla como si fuera un comentarista de fútbol, como toda esta gente que nos gobierna, y estos son los protagonistas. Lo de Casal repugna, desde cualquier lugar que se lo vea. Cada día que pasa veo más perdida de institucionalidad”, consignó.

Miércoles 5 de junio de 2019