Cánticos contra Macri: “Se empieza a cristalizar un descontento social, sobre todo de la clase media”, sostuvo Luis Quevedo

Compartir

Sin dudas es el tema más comentado en los medios de comunicación, y que ahora también preocupa al Gobierno. Los cánticos insultantes hacia la figura presidencial se expande como una epidemia por las canchas de fútbol, y analizó en Mañana Sylvestre esta expresión popular el sociólogo y titular del Flacso, Luis Alberto Quevedo.

“Se está manifestando no solo en las canchas, sino en otros lugares un malestar que existe en la sociedad y está reflejado en estudios de opinión pública de los últimos meses pero que antes no tenían un lugar de expresión popular, de abajo para arriba”, comentó el especialista en temas de la comunicación social y política.

Para Quevedo, la novedad de estos cánticos es que “empiezan a cristalizar este descontento en la sociedad” y ”sobre todo el cambio de clima en la clase media, que acompañó al macrismo, sobre los ejes de la ´pesada herencia´ y el ´necesitamos tiempo´”.

Según el sociólogo, estas expresiones funcionan de contrario a la lógica comunicacional del Gobierno, que prefiere la mediatización de la política, y el debate en las redes sociales para lograr el contacto uno a uno, y no en forma colectiva. Pero también comienza a marcar la agenda de las redes sociales y eso preocuparía al Gobierno.

“El macrismo está preocupado porque está perdiendo también en las redes sociales, y hoy no tiene la iniciativa que tuvo en otros momentos, dijo Quevedo, y aseguró que “desactivar la gente en la calle es un objetivo de ellos”.

“Las redes sociales están muy activas en cuanto a creatividad y a circulación de mensajes, tomando estos cánticos y traduciéndolo en distintos elementos. Empiezan a haber muchos montajes que quieren expresar el malestar que hay con las políticas de Macri. La segunda reacción que es la lamentable es la idea de la prohibición, que muestra la impotencia de este Gobierno para entender la realidad que estamos viviendo”, detalló.

Jueves 1 de marzo de 2018