Caso Acro: “Nos ponen como instigadores por telepatía, es una barbaridad”, sostuvo Alan Schlenker, exbarra de River

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó el fallo que condena a prisión perpetua a Alan Schlenker y William Schlenker, los exlíderes de la barrabrava de River Plate, por ser “instigadores” del asesinato de Gonzalo Acro. El exbarra conversó con Radio del Plata desde la prisión de Azul, cuestionó el fallo al que consideró “arbitrario”, dijo que no contiene pruebas en su contra, y aseguró que durante el proceso se violó su posibilidad de defensa.

“Nos cambiaron la acción humana reprochable, primero era instigar mediante llamadas telefónicas y cuando terminó el juicio fue instigarlo a (Ariel “Colorado”) Luna personalmente. De eso jamás nos pudimos defender ni presentar pruebas. Mas arbitrario es imposible”, dijo Schlenker quien negó haber estado con Luna la noche anterior en una pizzería del barrio de Belgrano, como dice el fallo.

Es un fallo para los diarios, o para quien no está en tema”, dijo el exbarra quien remarcó que el asesinato lo cometió Rubén “Oveja” Pintos, que era referente de la “Banda de Palermo”, un grupo de barras que Schlenker sindica como “independientes” de su conducción.

“Estamos sorprendidos. Nuestra defensa había sido muy sólida. A mi hermano y a mí nos ponen como instigadores por telepatía, y es una barbaridad.Nada determina que fuimos instigadores [del asesinato]. No hay pruebas, no hay indicios, sólo el relato de los jueces«, precisó el exbarra millonario.

En diálogo con Gustavo Sylvestre, Schlenker adelantó que recurrirá la sentencia ante la Corte Suprema, y “si es necesario iremos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Además reconoció que los hermanos “éramos peleadores” aunque resaltó su condición de barra no tradicional porque “somos de una clase media acomodada que no necesitamos vivir de River. No respondimos ni a dirigentes ni a políticos”.

“Será un fallo ejemplificador porque no tenemos dirigentes ni políticos a nuestras espaldas, y porque fuimos independientes, porque le hicimos contra a Aguilar, luchamos contra el sistema”, dijo.

Luego apuntó contra el expresidente Aguilar, a quien responsabilizó por liberar la zona y permitir que se diera “la batalla del playón” entre barras del club, que dio origen luego a la venganza contra Acro.

Alan Schlenker ya lleva más de un año en prisión por el crimen del vendedor de drogas Alfredo “Gordo Popó” Sanzi, ocurrido en villa de la localidad de Munro en 2001, y por cuyo caso fue condenado a 12 año de cárcel. Gonzalo Acro fue asesinado en agosto de 2007 en el barrio porteño de Villa Urquiza, cuando salía de un gimnasio donde practicaba boxeo.

Audio de la entrevista

Jueves 19 de mayo de 2016