Caso Ciccone: La acusación contra Boudou

Compartir

En Mañana Sylvestre, el especialista en temas del Palacio de Tribunales, Néstor Espósito, analizó los puntos más importantes que llevaron al juez federal Ariel Lijo a determinar el procesamiento del vicepresidente, y dijo que los delitos que el magistrado investigan son lo de cohecho, negociaciones incompatibles con la función pública y coacción. Además, adelantó que el abogado de Boudou, anticipó que “atacará el fallo por todos lados”.

“Acaso la sorpresa más grande fue la figura que el juez Lijo eligió para realizar el procesamiento, ya que incluyó el cohecho, y es una figura muy grave para lo que tiene que ver con funcionarios públicos, que le pone el título enorme de corrupción a esta historia. Para Lijo, Old Fund era de Boudou, que por su función no podía aparecer en los papeles, y Núñez Carmona que era su amigo tampoco podía aparecer como dueño, entonces apelaron a Alejandro Vandenbroele, que según el fallo era conocido de ambos, aunque Boudou niega haber tenido ninguna relación con él”, explicó Espósito sucintamente el grueso de los indicios que llevaron a Ariel Lijo a decretar el procesamiento de Amado Boudou en la causa que investiga a la calcográfica Ciccone.

En tanto, Espósito adelantó que la estrategia de la defensa del vicepresidente será vehemente: “Hablé con Diego Pirota y dijo que va a atacar el fallo por todos lados. La defensa de Boudou no dice que hubo una truchada en el rescate de Ciccone Calcográfica, lo que dice es que Boudou no tiene nada que ver”, comentó.

“Boudou ha argumentado hasta aquí que la plata la puso Monetta, y el juez dice que esto es falso, que no fue Moneta, y si en todo caso hubiera aportado dinero, fue después de la maniobra que se le atribuye a Boudou, Núñez Carmona y Vandenbroele, que ya se había concretado para quedarse con Ciccone”, agregó.

Sobre los delitos que estarían presentes en el sonado caso, Espósito puntualizó que ahora “se abre un nuevo frente, porque no sólo se cometió cohecho, con negociaciones incompatibles con la de un funcionario público, sino que habría un encubrimiento y hasta se pudo haber llegado a la coacción, para meter a alguien que no tiene nada que ver en la causa, para limpiarse ellos”.

El procesamiento de Ciccone

El periodista especialista en temas judiciales de Radio Del Plata, analizó tambie´n el procesamiento de Nicolás Ciccone y de Guillermo Reinwick quiene estarían involucrados en la figura del cohecho, ya que en esta acción dijo “se necesita dos partes, una que soborna y otra que recibe. Concretamente aquí se habla del soborno para quedarse con el 70% de Ciccone Calcográfica”.

“Los Ciccone tenía una empresa histórica quebrada que tenía el negocio de la impresión de las entradas del Mundial 1978, hasta el papel moneda en los años 90. Nadie aportaba capitales para levantar la quiebra, y le ofrecen a este grupo encabezado por Amado Boudou a través de Núñez Carmona y Vandenbroele. Y los Ciccone se habría quedado con solo el 30% de las acciones y un pago mensual de 50.000 dólares por el know how sobre el funcionamiento operativo de la empresa”, expresó Espósito.

En relación a la magra suma del embargo decretado por Lijo, contra los imputados, el periodista dijo que no tener explicaciones, “sobretodo porque si sumamos los aportes de capital y beneficios impositivos, es una causa que supera los $50 millones, de manera que el embargo de 200.000 para cada uno de los imputados, es realmente difícil de defender, porque no tiene que ver con la gravedad del hecho, y está puesto ante la eventualidad de un reclamo civil”.

“Según el juez la maniobra se pone en marcha cuando Boudou era número 2 en la línea sucesoria, cuando era ministro preparó el terreno a través de la AFIP. Cuando llegó a la vicepresidencia liberó todos los obstáculos que impedían que Ciccone sea recuperada y contratada por el Estado. Y ahí es donde el juez deja a salvó A Ricardo Echegaray, que puso una suerte de dique, y que cuando Boudou llegó a la vicepresidencia, liberó esos obstáculos”, acotó.

Lunes 30 de junio de 2014