Caso Ciccone:”El fiscal violó normas del código penal y cometió prevaricato”, dijo Diego Pirota

Compartir

En Mañana Sylvestre, el letrado patrocinante de Núñez Carmona dijo que Carlos Rívolo no ha actuado con objetividad y que los documentos hallados en el allanamiento y el recibo a nombre de Vandenbroele son insignificantes, y detalló que también se encontraron pruebas que operan en contrario a lo que se dice en los medios.

“Al fiscal (por Rívolo) lo hacemos responsable de la violación del deber de objetividad que debe tener todos los fiscales al intervenir en una causa penal. En el lenguaje más común, lo hacemos responsable de haber organizado esta verdadera operación que hubo en la causa, malogrando pruebas, reinterpretándola, introduciendo algunas de manera sospecha”, sostuvo Pirota.

“Lo que vimos en este expediente en estos 15 días, realmente no se habían visto nunca. Esto es una película con final abierto, realmente hay que estar con el código penal en la mano analizando e interpretando cada cosa que está sucediendo, porque todo lo que está pasando en esta causa es inédito”, precisó.

En Radio La Red, el abogado cargó contra el funcionario judicial por la difusión de información del expediente y aclaró que “el fiscal no tiene que ser imparcial, sí lo tiene que ser el juez. Lo que tiene que ser el fiscal es imparcial en la valoración de la prueba y en la investigación que comanda. La semana pasada apareció filtrado a través del fiscal, y esto también lo estamos denunciando, que habían encontrado un comprobante de pago de expensas del mes de agosto de 2011 a nombre de Vandenbroele. No sé si el fiscal la filtró a periodistas o a empresarios o a alguna otra persona no identificada en la causa, que fue en definitiva usufructuando eso, y a esta altura sospecho absolutamente de todo”.

Respecto de los documentos hallados, Pirota explicó que “también en ese allanamiento encontró pruebas que demostraban lo contrario, por ejemplo encontró un mail que secuestraron de la administración en el que Vandenbroele le dijo a la administración que lo sacaran de una cadena de mails que le mandaban a todos los propietarios para informarle de situaciones del inmueble, porque él no vivía en ese lugar, y la administración contestó pidiéndole disculpas y retirándolo de la cadena. Y se lo dijo en agosto de 2011. Son temas insignificantes para la causa, pero sí me demuestran cuál es la intencionalidad del fiscal”.

Además precisó que “el fiscal violó el deber de objetividad porque previo al allanamiento introdujo prueba en la causa de manera ilícita, que le fue acercada por alguna parte interesada y que el fiscal le dio el ropaje jurídico para inventar una manera de introducir una información consistente en 58 hojas de la facturación de Cablevisión de los últimos 3 años, que estaría a nombre de Vanderbroele, eso se lo remitieron casualmente dos horas antes de que él pidiera la información. Esto junto con otra información ilícita que obtuviera en la causa que es abrir una declaración jurada de un funcionario público para una situación que la ley no lo permite y con eso montó el show que todos ya conocimos, y lo promocionó a todos los medios”.

“El fiscal violó normas del código penal, no ya del procesal, cometió prevaricato, y del delito de violación de secreto e incumplimiento de los deberes de funcionario público, porque está actuando como una parte interesada, por motivos que desconozco cuáles son pero que hay que investigarlo. El colmo de toda esta situación es una nota que presenta el fiscal con posterioridad a que yo lo recusara, donde el fiscal se solidariza con el juez. Presenta una nota diciendo que no va a recusarlo, diciendo que para él todo lo que está saliendo en los medios no es un hecho cuestionable, ni afecta el debido proceso, manifestándolo por escrito con una desfachatez pocas veces vista”, agregó.

Audio completo de la entrevista

Jueves 12 de abril de 2012