Caso Maldonado: “Es muy preocupante lo que está ocurriendo en materia de seguridad jurídica en Argentina”, aseveró Baltasar Garzón

Compartir

“Es muy preocupante lo que está aconteciendo en materia de seguridad jurídica en Argentina. La desaparición de Santiago Maldonado desde el principio tenía toda la naturaleza de una desaparición forzada. Y lo que ha ido sucediendo después, ese manto de silencio, de confusión, de noticias falsas, de negacionismo por parte de las autoridades, es deja vu de muchos otros acontecimientos que bien conocemos en la historia argentina, que deberían ser incompatibles con un sistema realmente democrático, donde la transparencia debería ser la norma. Sin embargo el Ejecutivo, la Gendarmería, el Ministerio de Seguridad, etc., no han hecho sino enturbiar mucho más la investigación judicial, al punto que la propia Justicia está en entredicho, aunque en este caso es la que está abanderando las investigaciones”.

En diálogo con Radio 10 el ex juez Garzón enfatizó que “un gobierno no debe ponerse a la defensiva cuando hay indicios claros de que puede haber algún funcionario o un estamento determinado con posible responsabilidad en un hecho de desaparición. Tendría que tener la actitud exactamente contraria, es decir, promover una investigación absolutamente exhaustiva, transparente, con monitoreo externo independiente, bajo un control judicial estricto. Y a partir  de ahí cumplir con uno de los parámetros fundamentales que exige una investigación cuando se trata e desaparición forzada de personas -es decir, desarrollar una investigación efectiva, independiente, creíble y abierta-. Sobre todo quien tiene el poder de hacerlo, y los medios, e incluso la sospecha de que ha podido participar… Una investigación con medidas coercitivas claras sobre las personas del ámbito de la Gendarmería que estuvieron esa noche ahí, y que pudieron haber tomado parte en el asunto. No creo que todo eso se haya hecho en la medida en la que era preciso –continuó el ex juez español-. Y eso contribuye a generar una dinámica de desconfianza, de seguridad de que se está ocultando algo”.

Garzón señaló que “las organizaciones de derechos humanos, las organizaciones internacionales, la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos, personas del prestigio del magistrado Raúl Zaffaroni y muchos otros estamos cuestionándonos qué está ocurriendo aquí. Es muy preocupante”.

La acción contra Santiago Maldonado “no es casual en el sentido de que la Gendarmería entró por la fuerza sin ningún tipo de mandamiento judicial; y en ese contexto la desaparición de una persona puede plantearse como desaparición forzada, como ya se ha calificado el 24 de este mes –destacó Garzón-. Tendría que haber habido una investigación absolutamente ´con luz y taquígrafos`. Eso no se está haciendo, por lo tanto desde ese momento se está encubriendo”.

 

Martes 29 de agosto de 2017