Caso Maldonado: “Por la planificación de la represión y del encubrimiento es que hablo de un crimen de Estado”,indicó Sebastián Premici

Compartir

Al cumplirse un año de la muerte de Santiago Maldonado, muchas dudas e incógnitas siguen sin revelarse en torno al caso, y en Mañana Sylvestre habló Sebastián Premici, autor del reciente libro titulado “Santiago Maldonado, un crimen de Estado”.

Para el periodista de Página 12, hubo toda una tarea previa a la muerte de Maldonado que desencadenó los hechos, que tienen que ver con una organización pautada de la represión a las comunidades mapuches.

“Hubo una planificación para reprimir ese 1° de Agosto. Desde el año anterior Patricia Bullrich se había reunido con empresarios y hablaron de la necesidad de correr a los mapuches de la Patagonia y concretamente el 31 de julio el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad Pablo Nocetti le baja órdenes a las fuerzas federales para avanzar sobre las ordenes de los jueces, es decir que las órdenes de desalojo las daba ahora el Poder Ejecutivo, a través de Noceti”, apuntó el periodista.

“La otra planificación fue el encubrimiento. En el expediente se plantaba pistas falsas en el expediente, sobre el puestero en Chile, sobre que Maldonado estaba en Entre Ríos, incluso un funcionario de Bullrich al término de una reunión con organismos de DDHH habla de Santiago como un ´peligroso guerrillero que se fue a Chile´”, agregó.

Luego resumió: “Por ese accionar del Estado en planificar una represión y un encubrimiento es que hablamos de un crimen de Estado”.

En Radio 10, el periodista sostuvo que el juez Otranto “se negó a levantar” las vainas servidas encontradas sobre el río Chubut, que provenían de los disparos de las fuerzas de seguridad, “Esa es la pata de la corporación judicial”, expresó.

Sin embargo se mostró esperanzado en que la Justicia finalmente pueda echar luz sobre el caso. “Todo está ahí, si se quiere hacer justicia, hay que revisar todo lo que sucedió ese primer mes, entre el 1 de agosto y el 1 de septiembre”, dijo y subrayó que son una prueba clave “las contradicciones en las declaraciones de los gendarmes”.

Miércoles 1 de agosto de 2018