Caso Nisman: “A Gendarmería le han dado un guión preestablecido”, sostuvo Raúl “Tuny” Kollmann

Compartir

Para analizar lo que deja la nueva pericia realizada  por Gendarmería sobre el cuerpo del fiscal Alberto Nisman, fallecido en el departamento que habitaba en Puerto Madero en enero de 2015, Raúl “Tuny” Kollman habló con Radio 10 y expresó las irregularidades que a su juicio plantea el informe.

“A Gendarmería le han dado un guion preestablecido, les han dicho que esto tiene que dar así, por eso es que Clarín publicó el 28 de mayo lo que iba a dar este trabajo. Le dieron un modelo y que acomoden las piezas les dijeron”, precisó el periodista Raúl “Tuny” Kollmann en Mañana Sylvestre.

Según esta última pericia al menos dos sicarios ingresaron al departamento de Nisman, lo golpearon, le quebraron la nariz, le suministraron la droga ketamina, antes de asesinarlo a sangre fría.

“No es un departamento donde hubo una pelea, donde un hubo un gran desorden y huellas, porque no hay nada de todo esto. No hay sangre esparcida por distintos lugares del departamento, sólo dentro del baño y no hay un ingreso forzado. O sea que todas las piezas no son fáciles de encajar y por eso las terminan encajando mal”, fustigó.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/FbstgcN9yNI?rel=0″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

“Lo concreto es que fue un disparo en la sien, que es un lugar donde se producen los disparos de suicidio. Ahora la Gendarmería alega que le pegaron una paliza, algo poco creíble porque no se le pudo haber pasado a todos los especialistas que trabajaron en esto. En una autopsia se hacen radiografías y un escaneo de toda la piel del cuerpo, de manera que ahora salen que le pegaron una paliza que no fue advertida por la médica que revisó el cuerpo en el baño ni por los dos tanatólogos que hicieron la autopsia ni por los 13 médicos del cuerpo médico forense que hicieron el trabajo en una junta médica”, advirtió el periodista.

Para Kollmann el informe tampoco brinda datos lógicos acerca de cómo ingresaron los presuntos asesinos al departamento de Nisman ni tampoco se puede establecer la dosis de ketamina que la pericia indica que había en el cuerpo del ex fiscal.

Sin embargo, Kollmann dejó abierta la posibilidad de que la pericia vuelque la investigación del caso porque “lamentablemente la Justicia convalida cualquier cosa”.
Lunes 25 de septiembre de 2017