Caso Nisman: “Desechar la hipótesis de suicidio es un disparate”, refirió el perito forense Mariano Castex

Compartir

Mucha polémica generó el reciente informe presentado por peritos de la Gendarmería en el marco de la muerte del ex fiscal de la UFI-AMIA Alberto Nisman, y en Radio 10, opinó Mariano Castex, el reconocido perito forense que colabora en la defensa del experto informático Diego Lagomarsino.

Para Castex, “desechar la hipótesis del suicidio es un disparate”, a la vez que consideró que el informe desarrollado por la Gendarmería presenta aspectos “fantasiasosos” vinculados a un deseo que se materializa en “asegurarse la postura del asesinato y culpar a alguien”.

“Las cosas que hay en esta pericia son totalmente criticables, porque siguen sin explicar cómo estuvieron dos personas dentro de un baño que quedó con la puerta trabada por el mismo cuerpo y tampoco dicen cómo salieron. Esto es estimular la fantasía para hacer un cuento”, deslizó.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/Of6xCCX_wwA?rel=0″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Para el perito de partes, tampoco el informe explica por qué se borran algunas huellas y quedan solamente las de Lagomarsino y la madre de Nisman. “Entonces (los presuntos asesinos) estuvieron detectando huellas para ver cuáles borraban y cuáles no”, fustigó.

A su vez planteó reparo a la hipótesis de la golpiza anterior a la muerte del fiscal que plantea esta última pericia. “Para causar una rotura de tabique óseo nasal tiene que haberle dado una trompada brutal de modo que tenía que haber quedado evidencia externa y no queda nada”, dijo.

En relación al hallazgo de la droga ketamina en el cuerpo del fiscal, Castex sostuvo que se trata sustancia “anestésica y sedante” y que en dosis pequeñas “se aspira como la cocaína y se toma para estimularse y tener más fuerza”, por tanto “es muy probable que Nisman se hubiera estimulado para pegarse el tiro”.

Miércoles 27  de septiembre de 2017