Ciccone: La acusación del juez Lijo,y los próximos pasos de la causa

Compartir

El especialista en temas del Palacio de Tribunales, Néstor Espósito, dio precisiones en Mañana Sylvestre del pedido de indagatoria que hiciera hoy el Juez Ariel Lijo al vicepresidente Amado Boudou por su presunta participación en la supuesta compra de la ex Ciccone junto a su socio José Núñez Carmona. “Según el juez, Boudou lo hizo para quedarse con la empresa, con el objetivo de fabricar billetes y documentación para el Estado”, explicó.

“La acusación es tremenda, un dictamen de 6 páginas, donde dice: Amado Boudou junto a José María Núñez Carmona habría adquirido la empresa quebrada y monopólica Ciccone Calcográfica, y que lo hizo mientras Boudou era ministro de Economía a través de la Sociedad Old Fun, y Alejandro Vanderbroele. Según el juez, hizo esto con el fin último de contratar con el Estado nacional la impresión de billetes y documentación oficial. Y según el juez Ariel Lijo, Boudou lo hizo para quedarse con la empresa que iba a fabricar los billetes en Argentina”, explicó desde Tribunales Néstor Espósito, periodista especializado en temas judiciales de Radio Del Plata.

“Según Lijo, la maniobra se habría hecho a través de la empresa Old Found, porque le permitía el anonimato de sus verdaderos dueños. Es decir que el vicepresidente habría utilizado testaferros, para a través de una empresa radicada en el exterior”, indicó el cronista.

La presentación a indagatoria tiene fecha para el 15 de julio, y 10 días después el juez deberá decidir si el vicepresidente es culpable o no por los delito que se lo acusa. En caso de que sea enriquecimiento ilícito la pena es de hasta 10 años de prisión, en tanto los delitos por negociaciones incompatibles y tráfico de influencia son menores, con penas máximas de 2 años de prisión en suspenso.

Por su parte Raúl Kollman, columnista en temas políticos de Radio Del Plata, consideró que “hay una verdad no escrita que dice que nadie llama a indagatoria sin tener previamente redactado el procesamiento, o sea lo va a procesar indefectiblemente”.

Sobre la continuidad de Boudou en su puesto como vicepresidente de la Nación, Espósito opinó que “desde el punto de vista jurídico no hay razón para que deje el cargo aún en vista de un eventual procesamiento, como tampoco lo dejó Mauricio Macri por las escuchas telefónicas. Desde el punto de vista político es otra cuestión, y el impacto es muy fuerte”.

El pedido de los abogados de la defensa

La defensa de Boudou y de Vanderbroele, y de otros imputados sostienen que algunos que declararon como testigos, entre ellos los Ciccone, y su yerno Reinwick, están en realidad imputados. El propio fiscal que lleva adelante la investigación el Dr. Di Lello, pidió que se le tomaran declaración indagatoria, y se opuso a que fuera testimonial.

“Los abogados hicieron un planteo diciendo que las declaraciones tomadas como testigos fueran declaradas nulas, en consecuencia como el que había tomado esa decisión erróne -a este entender- era el juez Ariel Lijo, y por tanto había comprometido su independencia e imparcialidad en la causa, y en consecuencia pedían que fuera apartado. Este planteo debe ser resuelto por la Cámara Federal”, explicó Espósito.

La interna en la Cámara

Sobre la continuidad o no del juez Lijo al frente de la investigación en el Caso Ciccone, el cronista explicó que “existen chisporroteos dentro de la Sala I de la Cámara Federal, y no quedaron bien las relaciones que por otra parte siempre fueron bastante cordiales. Finalmente todo parece indicar que la votación (por la conva a salir no a ahora, sino dentro de una semana por la continuidad de Ariel Lijo dentro de la causa, rechazando las nulidades. Y como hay un voto en disidencia queda más abierta la posibilidad de que se reclame lo mismo ante la Cámara de Casación”, dijo y explicó todo indica que “no corre ningún riesgo al frente de esta causa”.

“Esto es como decir cuando se está por vencer un contrato de un periodista, que el periodista largue el rumor que lo quieren echar porque lo quieren censurar porque el medio no les gusta las cosas que dice. Entonces se pone a resguardo, y si me echan es por opositor, y si me dejan porque soy independiente. El juez tiene todo para ganar y nada para perder frente a lo que pasó”, aclaró.

Viernes 30 de mayo de 2014