Cierre de planta de Atanor en Baradero: “Nos enteramos por un volante”, dijo el sindicalista Néstor Carrizo

Compartir
Etiquetas, ,

Néstor Carrizo, directivo del sindicato petroquímico estuvo en Radio 10 en AM710 del dial, y se refirió al cierre de la planta de Atanor en la ciudad de Baradero, que dejará a cerca de 80 trabajadores sin empleo.

“Habían rumores que se corrían y tomamos contacto con la empresa a través del delegado general y la empresa negó que existieran ningún tipo de problemas. Y hoy a las 4 de la mañana al turno que relevaba no lo dejaron entrar y al turno que salía les entregaron en mano a través de unos vigiladores privados un volante donde dice que la empresa cesa su actividad productiva y ponen un teléfono para comunicarse con recursos humanos”, comentó el dirigente gremial sobre la situación en la empresa petroquímica, que también bajará las cortinas de la planta instalada en la localidad de Munro.

“Hay angustia y desazón, porque la falta de respeto y de consideración al ser humano es una barbaridad. Es la insensibilidad que están permitiendo los funcionarios”, dijo Carrizó y remarcó:”Estamos siendo tratados como animales”.
Sobre la situación económica que atraviesan las empresas del sector, el dirigente gremial negó que hubiera problemas estructurales y habló de una “maniobra sistemática” por parte de los grupos empresarios “de asustar para ajustar”.

Por último Carrizo ligó esta situación con la de la compañía Carboclor, que recurrió a rebajas salariales para mantener los empleos.

“La empresa química Carboclor en Campana pretendió a través del ministerio de Trabajo de la provincia que el sindicato firmara un acta para rebajar el 35% de los salarios a los compañeros y como el sindicato se negó recurrieron individualmente a cada trabajador, con el argumento de que si no iban a tener que tomar medidas en la planta”, explicó.

Mañana Sylvestre también conversó con el concejal del FpV en Baradero, Guillermo Oliveri para conocer más sobre la situación de Atanor, y el ex secretario de Culto comentó: “Hay una política liberal que no mide ningún tipo de impacto de ninguna naturaleza, solo está el costo y el beneficio, y si implica importar productos de otros países y cerrar la planta, lo van a hacer”.

Oliveri habló también de la situación de la ex Paty que emplea a unos 400 trabajadores: “Se produjo el despido de aproximadamente 10 trabajadores, pero tenemos información que a nivel internacional se evalúa el cierre, porque la planta ha dado pérdidas, tiene una competencia importante”.

Audio de la entrevista

Miércoles 22 de febrero de 2017