“Con estas nuevas pruebas queda más claro que el juicio a Lula fue un fraude”, señaló Raúl Pont, ex alcalde de Porto Alegre

Compartir

Un virtual terremoto político se vive en el Brasil tras conocerse las filtraciones de audios de charlas producidas entre el ex juez Sergio Moro y fiscales de ese país en la previa a la condena contra el ex mandatario Lula da Silva, que revelan un entramada político-judicial para sacar al dirigente del PT de la contienda política en 2018.

“Con estas nuevas pruebas queda más claro que el juicio a Lula fue un fraude, creado por el Ministerio Público y por el juez Moro. Ahora se despierta todo el país que esto fue una trampa que tuvo la complicidad del poder judicial. Y los grandes medios mantenían la idea de que Lula era culpable, que tenía ser juzgado”, expresó en Mañana Sylvestre el ex alcalde de Porto Alegre, y dirigente político del PT Raúl Pont.

“Ellos estaban en ejercicio de sus funciones, queda claro que todas las acusaciones fueron construidas por el juez”, denunció y agregó: “Hubo una presión fuerte de la Justicia y parte de ella fue cómplice de esto”

“Ahora hay reparar la injusticia y darle a Lula su libertad. Él ya tenía derecho por su edad y por la ley a tener prisión domiciliaria, pero estamos intentando que el Supremo Tribunal Federal resuelva un nuevo habeas corpus para que Lula salga de la cárcel.

Martes 11 de junio de 2019