Confirman desde la Armada uruguaya que aún no hay rastros del avión desaparecido ayer

Compartir

En Mañana Sylvestre, el jefe de Relaciones Públicas de la Armada uruguaya, Capitán de Navío Sergio Biqué, ratificó que sigue la intensa búsqueda del avión desaparecido que despegó desde el aeropuerto de Carrasco con dos tripulantes y que tenía como destino Ezeiza.

“Estamos trabajando desde que se produjo el alerta de la Fuerza Aérea Uruguaya, que al perder contacto radial y por radar, inmediatamente activó la alarma de búsqueda y rescate, en el que la Armada nacional es uno de sus componentes”, indicó Biqué.

“En estos momentos el líder de la búsqueda es la Fuerza Aérea Uruguaya y la Armada nacional está como apoyo. En la noche de ayer se destacó un buque de patrulla oceánica a los efectos de que iniciara una búsqueda de cuadrado expandido con el punto de inicio en el punto donde se perdió el contacto con esta aeronave, que sería a 2 millas al sudoeste de la Isla de Flores. En la mañana de hoy se cambió el patrón de búsqueda y se pasó a recorridos paralelos a los efectos de maximizar el uso de los sensores para lograr mejores resultados. Hasta ahora no hemos tenido la suerte de encontrarlos”, explicó.

Luego, en Radio La Red señaló que “obviamente se han agotado las instancias de comunicación radial con otras plataformas que estuvieron navegando en la zona y con el propio farero de la Isla de Flores, con resultados negativos hasta el momento”.

Además confirmó que “no hubo ningún pedido de auxilio y tampoco se tiene registrado la activación de la radio-baliza que normalmente este tipo de aeronave lleva”.

Biqué ratificó que “el vuelo era Carrasco-Ezeiza. Los tripulantes eran 2, piloto y copiloto. Las razones por las que iban solamente 2 personas no las sabemos, pero se trata de avión privado del tamaño de un Beechcraft 200, un bimotor que puede tener una capacidad de hasta 8 pasajeros”.

Por otra parte, detalló los problemas climáticos que ayer pudieron afectar la búsqueda e indicó que “había vientos de 30 nudos y una mar gruesa lo cual dificultaba mucha la búsqueda por el ruido que produce en el radar, con olas de 2 metros y medio obviamente los sensores se ven perjudicados”.

Audio completo de la entrevista

Jueves 7 de junio de 2012