“Conmigo no van a poder y tengo confianza en la enorme mayoría del Poder Judicial”, precisó el juez Luis Carzoglio

Compartir

En Radio 10, el juez de garantías de Avellaneda Luis Carzoglio explicó los hechos que derivaron en la denuncia penal que presentó en sede judicial por la presunta participación de personal de la Agencia Federal de Inteligencia que habrían operado para presionarlo en nombre del Presidente Macri y así logra la detención de Pablo Moyano.

Carzoglio hizo un largo racconto de cómo se sucedieron los hechos desde enero pasado a hoy, pasando por un primer contacto amigo hasta llegar a él, con el supuesto objetivo de lograr tener un magistrado resuelto a detener a uno de los Moyano a como dé lugar.

“Un agente de inteligencia se contacta con el doctor Vitale, un gran compañero y fuente de contención mía en todo esto que estoy haciendo, y lo invita a cenar a un restaurante y le plantea el interés del Gobierno de terminar con el tema barrabrava, en principio, ya que en ese momento se había detenido a Pablo “Bebote” Álvarez. Pero ese era el primer paso para lo que iba a pasar después”, contó.

Y prosiguió: “Esto fue en enero y el contacto se dio hasta agosto. Cuando Vitale le dice que no hay elementos como para detener a ningún integrante de la familia Moyano. Luego vienen a Avellaneda y recibo la visita de esta gente. Son dos personas y se presentan como enviados del Presidente. Por supuesto que cuando me dieron los nombres averigüé quiénes eran. Me dicen que tenían ´obsesión´ por detenerlo a Moyano”.

“Yo no tenía en ese momento la causa Moyano y me llegó al mes más o menos. Ahí fue cuando dije que iba a evaluar los elementos y resolver en consecuencia. Me dijeron ´Imagínese doctor que tenemos que tener seguridad con lo que estamos haciendo porque no podemos tirarnos a la pileta´”, recordó.

“Después cuando llega la causa vienen las presiones de estos tipos, las publicaciones, y periodistas que por Tv preguntan todos los días si se animará el juez a detener a Moyano. Como el programa de Majul”, apuntó al tiempo que enfatizó: “Conmigo no van a poder y tengo confianza en la enorme mayoría del Poder Judicial”.

Carzoglio adelantó que presentara una denuncia penal para esclarecer el hecho ocurrido: “Declaré tres horas en la Procuración y por el momento no he tenido respuestas y por eso mi abogado va a presentar una denuncia penal para tratar de empezar a descubrir todo esto”.

En el cierre, opinó que esto que hace “no es para ejercer una presión sobre el Gobierno. Sigo hablando porque es mi única defensa ante lo que me pasó. Si callo o niego lo que dije, no hago lo que debo que es defender al Poder Judicial y queremos resguardar a la República”.

Viernes 16 de noviembre de 2018