Cristina peroniza su discurso y se apoya en los Gordos

“Yo sé muy bien que hay sectores que opinan que esto se derrumba y que no llego.. Y sé muy bien quiénes son pero les quiero decir que el Gobierno está sólido y la economía controlada”, les dijo en un momento del extenso encuentro del lunes, la Presidenta Cristina Kirchner a los sindicalistas con los que se reunión en Casa Rosada. “

“Yo creo que fue una vuelta al peronismo, se habló mucho de peronismo, como le gusta hablar a ella y no de justicialismo, y se sintió cómoda. Fue una reunión que necesitábamos, la vimos activa, enchufada y se sintió muy bien cuando todos le expresamos que ella era la conductora del movimiento peronista”, reveló uno de los participantes de ese encuentro.
“
“Algunos le hacían señas a Gerardo Martínez que cortara la reunión, pero ella seguía, llamó a todos por su nombre, habló de los ´90 y reivindicó a muchos compañeros que son atacados por Moyano con esa etiqueta… Ella fue clara y dijo: “Los que somos peronistas estábamos o con Cafiero o Con Menem, de que me vienen a hablar”, agregó la fuente.

Cristina se tomó dos cafés con crema y canela. Y destapó una botella de agua mineral. Repasó los temas de la economía, habló gremio por gremio, y solo fue Armando Cavalieri quien la encaró directamente, y sin nombrarlo, pero refiriéndose al Mínimo No Imponible, le dijo: “”Presidenta, hay que dar respuestas inmediatas”. Ella escuchó, y a todos les quedó la sensación de que habrá un aumento en el Mínimo No Imponible, pero que será un anuncio pura y exclusivamente de su boca. “”Yo creo que habrá anuncio, pero lo hará ella”, refuerza la fuente.

Se refirió a Moyano. Lo llamó por su apellido y en un momento dijo: “Moyano venía y pedía cosas que ya el Gobierno le había concedido” escucharon los sindicalistas. A varios de ellos, también les quedó la sensación, después de escuchar a la Presidenta, de que la relación se rompió por ciertas presiones de Moyano, que la Presidenta no toleró.

“Muchachos, no está todo perdido, volvamos a confiar en el proyecto y en el modelo, y ustedes junten más gremios de aquí al 3 de octubre”, agregó en un momento la Presidenta.

“Somos uno de los pocos países del mundo que seguimos discutiendo paritarias y aumentan los salarios, pese a la crisis, ese es el dato que hay que tener en cuenta”, continuó la Presidenta.

La vieron entusiasmada, y para muchos de los presentes, fue como un regreso a las fuentes. “”Me parece que se dio cuenta que necesita no sólo de los gremios sino del peronismo, habló mucho del peronismo… Ella venía hablando mucho con los movimientos sociales y con LaCámpora, y la verdad, fue una muy buena reunión, la necesitábamos”, reitera otro de los asistentes.

En el saludo final quedaron en un próximo encuentro, con más gremios.

Miércoles 18 de julio de 2012