De la Sota y Mestre “comparten negocios y cada uno le deja ganar al otro”, dijo Tomás Méndez, 2° en la elección en Córdoba Capital

Compartir

Tomás Méndez fue la sorpresa en la elección municipal en la ciudad de Córdoba, al obtener el 23,17%, escoltando al actual intendente Ramón Mestre quien renovó su cargo con el 32,25%.

En Mañana Sylvestre, el conductor radial y televisivo de Córdoba destacó la performance alcanzada por el movimiento ADN, a pesar de lo que consideró como una “campaña sucia” en su contra.

“Apenas el sistema político identificó que íbamos a pasar a la política empezaron a hacer operaciones muy complicadas (..). Nos empezaron a dar con denuncias absolutamente falsas y desestimadas. Sabemos con pruebas que fue la gente de Mestre”, indicó el periodista y ex candidato a intendente.

Fue imparable la cantidad de calumnias e injurias que se realizaron en los medios de comunicación, y al final la gente terminó confundida”, insistió.

Además Méndez aludió a una especie de pacto tácito entre el radical Mestre y el gobernador justicialista José Manuel De la Sota. “Comparte negocios entre ambos, entonces cada uno le deja al otro ganar, en la ciudad y provincia respectivamente”, recalcó.

“Personalmente en nuestro programa denunciamos que Mestre, su viceintendente y toda su familia viajaron en un avión privado a una fiesta de ERSA donde además le pagaban el hotel, y lo admitió públicamente el viceintendente en un programa”, dijo sobre el intendente al que acusó de tener testaferros con propiedades en Miami.

El futuro de ADN

Sobre el nuevo rol que asumirá su espacio en la ciudad desde el 10 de diciembre próximo, Méndez expresó: “Es importante como comienzo y por el lugar en que nos pone la gente. Ahora vamos a legislar, y a tener 4 años de control férreo de la gestión municipal”.

El periodista habló también de cómo se dio la conformación de su espacio, compuesto por exradicales, exjuecistas, y socialistas. “Es gente que fui conociendo a partir de mi tarea periodística, y que podía evaluar que las cosas las estaban haciendo bien. Se armó un grupo humano increíble”.

Por último, en Radio Del Plata, denunció que desconocidos ingresaron a su domicilio en horas de ayer, una hora antes de su llegada al bunker de ADN. “Habían revuelto absolutamente todo, y no robaron nada”, indicó.

Lunes 14 de septiembre de 2015