Débora Giorgi: Las terminales automotrices “jugaron en contra y se pegaron un tiro en el pie”

Compartir

La ministra de Industria destacó en Mañana Sylvestre la extensión del acuerdo automotriz con Brasil para la reactivación de la industria, y cargó contra las terminales porque en los primeros meses del año “generaron aumentos contraproducentes con una desaceleración de la demanda”, y “les salió mal”.

“Es un paso trascendental que disipa todos los fantasmas agoreros, con cierto debilitamiento del Mercosur como eje de crecimiento regional y plataforma exportadora al mundo. Magnificado por disputas que son comunes y corrientes en una unión aduanera”, dijo la funcionaria sobre el convenio suscripto ayer y que prorroga el acuerdo de comercio automotriz con Brasil.

“Se ha comprendido la necesidad de poder desplazar esos casi 34.000 millones de dólares que estamos comprando vehículo y autopartes tanto Brasil como Argentina para incorporarlos en condiciones de precio y calidad a las producciones de nuestros países”, dijo del acuerdo suscripto por un año y que vence en julio de 2015, y que sentará las bases para alcanzar el protocolo para los años 2015 a 2020.

Claramente Brasil y Argentina estamos siendo 4° mercado automotriz del mundo”, destacó la ministra de Industria y remarcó que Argentina “recupera en el mercado de Brasil su participación en 11 puntos, porque estábamos por debajo del 9%, y Brasil recupera su participación del 44%, que estaba un poco por debajo”.

Además recordó que el 60% de la producción automotriz argentina se exporta y de esa cifra el 90% tiene como destino Brasil,y “con esta recuperación de los 11% del mercado brasileño, se pueden exportar 130.000 autos más en los próximos 12 meses”.

“Las exportaciones son las causas principales de esta ralentización en el sector automotriz”, agregó.

Contra las terminales

En otro pasaje de la entrevista en Mañana Sylvestre, por Radio Del Plata, la funcionaria se mostró dura con la actitud de las terminales automotrices,

“Fue claro que en los meses de enero, febrero, marzo y hasta abril, las terminales generaron aumentos contraproducentes con una desaceleración de la demanda. Fuertes aumentos que superaron cualquier índice de costos que pudieran tener”, cuestionó.

“Jugaron en contra, y no les salió bien”, y precisó que ahora se revirtió la tendencia de los primeros 3 o 4 meses del año, donde las automotrices terminaron “pegándose un tiro en el pie”.

Por otra parte, evidenció su confianza en un posible rebote de la actividad comercial ligada al sector y dijo que “ahora estamos reordenando hacia una convergencia. En el segundo semestre, empieza otro marco para el sector automotriz. Y no hay que olvidar que aumentó 10 veces la venta de autos en Argentina desde 2003 y al 2013, con fuertes rentabilidades”, aseguró Giorgi.

Jueves 12 de junio de 2014