Despidos en Cargill: “Es una maniobra política de la empresa, porque no hay una razón económica”, dijo el abogado Matías Cremonte

Compartir

Desde el sindicato de aceiteros denunciaron en las últimas horas el despido de más de 40 trabajadores de la compañía multinacional Cargill, que cumplían funciones en el complejo Punta Alvear-Villa Gobernador Gálvez, en el sur de Rosario.

En diálogo con Gustavo Sylvestre, Matías Cremonte quien es titular de la Asociación de Abogados Laboralistas y referente legal del sindicato de Aceiteros, manifestó sus críticas por el recorte de personal, y sostuvo que lejos de ser un problema económico, la decisión de aplicar ajustes de personal por parte de la empresa es “política”.

“Es una maniobra política de la empresa, porque no hay una razón económica, porque es una de las empresas que más ganancias ha tenido en los últimos años. Decidió despedir trabajadores aprovechando esta política del gobierno, de sacarse gente de encima sin que haya consecuencias”, expresó.

“Todo el sector agroindustrial está muy bien y también el sector exportador de commodities y Cargill es una gran empresa aceitera multinacional. Lo vemos como una decisión de sacarse trabajadores de encima porque es un sector que tiene un gremio muy fuerte y ejemplar por su combatividad, su efectividad y la conciencia de sus trabajadores y eso a los empresarios mucho no les gusta”, añadió Cremonte.

En este sentido, consideró grave la falta de compromiso y de intervención del Ministerio de Trabajo y del Gobierno nacional en el conflicto.

El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario (SOEAR) inició un paro por tiempo indeterminado en las tres plantas que opera la multinacional: las dos ubicadas en Santa Fe, y otra que tiene en Bahía Blanca.

Miércoles 31 de enero de 2018