Despidos en Extreme Gear, y cierre: “Los empleados se iban llorando porque saben que afuera no hay trabajo”, dijo Emanuel Fernández

Compartir

La empresa Extreme Gear, dedicada a la fabricación de zapatillas cerró sus puertas en Esteban Echeverría, tras despedir a los últimos 47 empleados de la compañía, cuya producción estaba vinculada a la multinacional Adidas.

En 2008 llegó a tener 660 empleados en blanco en la planta, y hoy acaba de bajar las cortinas, víctima de la importación indiscriminada, y de la caída de la actividad.

En Mañana Sylvestre, el empresario Emanuel Fernández, presidente de la compañía expresó su dolor por el cierre de la compañía.

“Es una situación horrible que nadie esperaba, una imagen muy triste, porque dan ganas de llorar. Los empleados se fueron llorando porque saben que afuera no hay trabajo. Quedó un cementerio de maquinarias y no sabemos qué vamos a hacer, es tremenda la situación”, indicó.

Sobre la debacle de la actividad textil explicó que “fue increíble cómo caímos a pesar de ser una empresa modelo según Adidas, con la mayor productividad de Latinoamérica, y éramos socios estratégicos. Cuando cambió la política comercial, y pudieron ellos importar en mayor cantidad pasamos a ser simples proveedores, y no socios, hasta llegar a esta situación”.

“Están entrando productos terminados de Asia y de Brasil a mansalva, y a esto se suma la caída del mercado”, sintetizó sobre las razones que confluyeron en el cierre de la compañía.

“Se abrió sin control las fronteras, sin analizar qué sector es más sensible y cual no. No se defendieron las inversiones locales, de todas las empresas pymes”, replicó.

Viernes 16 de agosto de 2018