“Dietrich adquirió los mismos vagones que Randazzo y pagó 34% más cada coche”, sostuvo Fernando “Pino” Solanas

Compartir

Días atrás el Ministerio de Transporte anunció la compra de 200 coches para el ramal eléctrico de la Línea Roca a través de una contratación directa a la empresa estatal china CRRC (ex CSR Qingdao Sifang). En total, el Estado desembolsaría US$ 316.534.750, a razón de USD 1.580.000 por unidad.

En conversación con Radio 10, el senador nacional por Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas embistió contra Guillermo Dietrich, a cargo de la cartera de transporte, y denunció un sobreprecio del 34% respecto de la una compra similar realizada por su antecesor Florencio Randazzo, durante la gestión de Cristina Kirchner.

“Se autoriza la compra directa a una empresa estatal china de 200 coches eléctricos para reemplazar a 20 formaciones Toshiba de la Línea Roca. En esta operación hay corrupción indudablemente, porque la gestión Randazzo que ya había comprado 300 coches eléctricos a un costo de US$1,180.000 por unidad, pero Dietrich adquirió estos mismos vagones US$1.580.000 por unidad, que representa un aumento 34% del precio por cada coche, a pesar de ser el mismo fabricante y el mismo coche eléctrico”, sostuvo el cineasta.

Solanas adelantó que está analizando realizar una presentación en sede judicial por el caso, y sostuvo que desde Cambiemos se pretender “liquidar la industria ferroviaria nacional”.

“Esto incluye repuestas, herramientas, documentación, servicio técnico, capacitación , funcionamiento y mantenimiento de las unidades, por tanto con esta compra se excluye absolutamente a la industria ferroviaria nacional. Esto viene de lejos Viene de lejos porque nosotros criticamos firmemente los acuerdos con China, porque se compra sin licitación”, deslizó.

Y acotó: “Se hace pito catalán a trabajadores que esperan la reactivación de una industria que fue la primera de todo el hemisferio sur, que fabricaba vagones y locomotoras”.

Por último rechazó la política oficial en materia ferroviaria, porque a su juicio se vuelve al modelo de expansión de la auto-ruta, donde se privilegia el paso de autos y de camiones como medio de transporte que son “caros, inseguro y más contaminantes”, en lugar de favorecer la expansión y modernización del sistema ferroviario.

“Han dejado de lado la extensión del tren Rosario-Córdoba que estaba previsto en el Gobierno anterior ni qué hablar de Cordoba-Tucumán. Se acabó el interés por la línea Buenos Aires-Posadas, y Buenos Aires-Mendoza y solo priorizan los ramales a Mar del Plata y Rosario”, indicó.

Lunes 8 de enero de 2018