Dióxido de Cloro: “No hay evidencias de que sirva para el tratamiento del COVID-19 ni para su prevención”, indicó Rubén Sajem

Compartir

El secretario general del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la CABA advirtió las consecuencias que podría traer el uso de productos no autorizados por el ANMAT para el tratamiento de pacientes con coronavirus, y aseguró que en el caso del dióxido de cloro “ni siquiera podemos llamarlos medicamento” y es un “producto peligroso para la salud”.

En los últimos días volvió la polémica por el uso del dióxido de cloro como tratamiento para el coronavirus tras la decisión del juez federal de autorizar la aplicación del fármaco a un paciente internado en el Sanatorio Otamendi (que finalmente falleció), a pesar de ser un producto no autorizado por el ANMAT para ese fin.

“No hay evidencias de que el dióxido de cloro sirva para el tratamiento del COVID-19 ni para su prevención”, afirmó en Mañana Sylvestre, Rubén Sajem, quien es referente del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la CABA y director del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar).

“Las farmacias son el primer lugar donde la gente pregunta, y en este tiempo hemos recibido bastantes consultas. No sólo sobre el dióxido de cloro sino sobre muchos medicamentos que se dice (erróneamente) que sirven para tratar el COVID-19. Hablamos de la ivermectina, la hidroxicloroquina, la azitromicina hasta el paracetamol. En una situación de pandemia, los profesionales debemos seguir la rectoría de la autoridad sanitaria y es la ANMAT quien recomendó no consumir medicamentos ni productos no autorizados”, puntualizó Sajem.

“La venta de estos productos no autorizados está prohibida, pero se ofrecen en internet y no solo para el tratamiento del COVID-19 sino para otros tratamientos como diversas alergias, alzheimer, cáncer y hasta problemas de autismo”, indicó y remarcó que el dióxido de cloro “es peligroso para la salud”.

Respecto a este producto sostuvo que se trata de un “gas que se usa para el blanqueo de telas, puede ser un buen desinfectante, pero de ninguna manera puede ser un medicamento”.

Miércoles 13 de enero de 2021