“Argentina ha hecho una propuesta bastante razonable, abierta a la interacción con los acreedores», indicó Carlos Quenan

El economista y profesor de la Universidad de La Sorbona en París, Francia, en Mañana Sylvestre, respaldó la propuesta argentina de reestructuración de su deuda pública y destacó el acompañamiento que tiene entre académicos y organismos internacionales de peso como el FMI. Adelantó que se abre ahora una nueva etapa en la renegociación donde les toca a los acreedores “mover las fichas”
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

El Gobierno argentino fijó una nueva fecha de extensión del plazo de canje de la deuda y todas las expectativas se trasladaron al 22 de mayo próximo, día límite para la aceptación o no de la reestructuración de deuda.

En Mañana Sylvestre, opinó el doctor en economía, profesor de la Universidad de La Sorbona de París, Francia y consejero económico en el Ministerio de Educación y Juventud galo, Carlos Quenan, y respaldó abiertamente la postura argentina.

“He firmado la carta de los economistas argentinos que apoyaron la propuesta del gobierno en el tema de la deuda. Me parece que Argentina ha hecho una propuesta bastante razonable, abierta al intercambio e interacción con los acreedores», consideró en Radio 10 el actual vicepresidente del Instituto de las Américas.

En este marco, consideró que será terreno de disputa el “tema conflictivo del período de gracia de 3 años», discutido por los grandes fondos de inversión.

A su vez, valoró la buena respuesta que ha tenido oferta argentina tanto desde la conducción del Fondo Monetario Internacional, como en los mercados internacionales donde los precios de los títulos públicos y las acciones argentinas han reaccionado al alza. Aclaró además que vendrá una posible contrapropuesta desde los acreedores privados.

«Esto es un proceso. Las reacciones de los académicos y los mercados no han sido malas. Las declaraciones de Alberto Fernández y otras intervenciones como la de Kristalina Gueorguieva (titular del FMI), han creado un clima relativamente positivo pero se viene un período decisivo la próxima semana donde se espera que los grandes acreedores puedan mover fichas”, estimó.

«Uno puede pensar que hay una posibilidad de acercamiento sin comprometer la sostenibilidad de la economía argentina. Hay que ver cómo se interactúa con otras dimensiones como la quita del capital», dijo y agregó que el acuerdo que busca el Estado argentino “no puede ser a cualquier precio», sino que debe garantizarse la sustentabilidad futura de los compromisos externos, que permita al país inicia un camino de crecimiento.

Miércoles 13 de mayo de 2020