“En los últimos 8 meses cerraron 6500 comercios y cayeron $35.000 millones las ventas”,indicó Osvaldo Cornide, de CAME

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa remarcó las profundas dificultades que atraviesa el sector por la recesión y la caída del consumo, al tiempo que aseguró que la merma en las ventas en octubre será superior al 7,7% que se tuvo en septiembre. En Mañana Sylvestre, reclamó el tratamiento en Diputados del proyecto de disminución de intereses en las comprar con tarjetas electrónicas.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

“En los últimos 8 meses cerraron 6500 comercios y cayeron $35.000 millones las ventas por la recesión”, expresó Osvaldo Cornide, titular de CAME sobre la dura situación que atraviesan las medianas empresas de la producción industrial, por el incremento de la inflación y la retracción del mercado y del consumo.

“Esta semana saldrá la encuesta que hacemos nosotros desde hace 15 años y sale con un porcentaje importante de caída. Esto ya se vio y lo disimularon en la recaudación, porque recaudaron el 24% más que el año pasado y la inflación es del 42%”, dijo el referente empresarial en el aire de Radio 10.

Según estimaciones del sector, la caída de venta en septiembre del sector industrial se ubicó en 7,7%, y se espera una merma mayor para octubre.

En diálogo con Gustavo Sylvestre, Cornide reclamó a la Cámara de Diputados el urgente tratamiento del proyecto de ley aprobado en el Senado que brinda recortes en los intereses que abonan los comercios en concepto de pagos electrónicos.

“Elaboramos un proyecto hace un tiempo y el Senado lo trató y aprobó por unanimidad con 58 votos. Lo curioso e indignante es que hace 90 días que el proyecto está en el Cámara de Diputados y la Comisión de Legislación General ni siquiera citó a reunión para tratarlo y estamos a 20 días de que se terminen las sesiones ordinarias”, expresó.

“Esto involucra a 300.000 comerciantes pymes, que necesitan las rebajas de aranceles que cobran las tarjetas de crédito. En comisiones por tarjeta de crédito y de débito se mueve una cifra de $13.000 millones por año. Si se disminuye esto a la mitad como aprobó el Senado a pedido nuestro, esos $6000 millones bajarían al comercio o a los precios, porque se cobraría menos al tener menos gastos”, dijo y aclaró que las comisiones por estos concepto en Argentina son “las más caras del mundo”.

Audio de la entrevista

Viernes 4 de noviembre de 2016