«Es muy probable que haya reestructuración de deuda y no un default como en 2002”, manifestó Ramiro Marra

El broker de Bolsa y analista económico, en comunicación con Gustavo Sylvestre adelantó los primeros pasos que dará el Gobierno de Alberto Fernández en materia de deuda pública, tema clave para la gestión de los próximos meses. Además consideró como posible una rápida salida de la crisis, en virtud del viento de cola que podría traer la recuperación mundial del comercio, que podría sobrevenir en 2020.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Se vienen jornadas trascendentes para el nuevo Gobierno de Alberto Fernández, que deberá tomar decisiones rápidas en virtud del duro horizonte económico venidero, por la herencia que dejar Mauricio Macri.

Para delinear cuáles serán las prioridades a seguir en la materia, conversamos con el bróker y especialista en finanzas Ramiro Marra, quien remarcó que la prioridad será el manejo de la deuda, donde prevé una reestructuración antes que un default económico.

«Es muy probable que haya reestructuración y no un default como en 2002, que no se pagó y se terminó arreglando en 2005. Lo que se hará es pagar pero de una manera diferente a lo que se hacía previamente”, estimó Marra.

Consideró que la primera negociación del nuevo gobierno “deberá ser con los acreedores que tienen deuda en ley argentina, y después con los que tienen deuda con ley en EEUU, y por último con el FMI. La del FMI es la negociación más difícil porque tiene requisitos por eso cuando Alberto Fernández dice que no va a aceptar la plata restante del FMI es porque no tiene aun un plan económico preestablecido»
Respecto al panorama que recibirá Alberto Fernández el 10 de diciembre, Marra expresó que será “la herencia de la herencia”, porque “Macri tuvo una herencia y pocas cosas pudo solucionar y dejó muchos problemas”.

Y habló de otro de los problemas asociados a la inflación, como es la falta de una moneda nacional que resguarde valor: «El principal tema a solucionar es la deuda. El segundo tema será el monetario, porque el desprecio al peso por parte de los argentinos es absoluto y la esencia del cuidado de valor no lo tiene esta moneda y no va a ser culpa de Alberto Fernández, sino de Macri, de Cristina y de todos los gobiernos desde 2002, porque se perdió el respeto por la moneda».

Miércoles 27 de noviembre de 2019