“Fue muy triste ver cómo lo aconsejaron a Macri, pero él no está exento de culpas”, indicó Javier Madanes Quintanilla

El presidente de Aluar, en comunicación con Gustavo Sylvestre, cuestionó la política industrial de Cambiemos y remarcó que tuvo "discusiones fuertes" con el ministro de Producción Dante Sica en 2018, al que le advirtió las consecuencias negativas que traería el programa económico, profecía que finalmente se cumplió.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Esta semana el presidente de EEUU Donald Trump sacudió la economía argentina con solo un mensaje publicado en su perfil en la red social Twitter. Allí anunció la aplicación de fuertes impuestos a la importación de acero y aluminio brasileño y argentino.  

En Mañana Sylvestre consultamos a Javier Madanes Quintanilla, titular de la empresa Aluar, una de las grandes productoras de aluminio, quien expresó su profunda preocupación por la situación del sector en el corto y mediano plazo.»Es un problema que nos ataca en particular de forma inmediata pero tiene un alcance que puede tener consecuencias muy graves para la Argentina», dijo y apuntó sus dardos contra algunos de los principales referentes del Gobierno por no haber anticipado la jugada que finalmente realizará el presidente norteamericano.

«Ciertas personas del gobierno desde hace dos años entraron en piloto automático, han simplemente concentrado sus esfuerzos en buscar una suerte de suave aterrizaje hacia la próxima etapa política», expresó Madanes Quintanilla.

También habló de las fricciones que tuvo con el ministro de Producción Dante Sica, al que le adelantó las consecuencias negativas que tendría para la economía nacional el acuerdo con el FMI y el programa de ajuste. «Le advertí que todo esto llevaba a mal puerto, que íbamos a tener efectos exactamente contrarios a los que se anticipaban. Lamento profundamente no haberme equivocado en esto, porque Argentina profundizó su caída de la actividad», comentó en Radio 10.

Por último realizó un balance de lo que fue la gestión de Mauricio Macri al frente del ejecutivo nacional. Para Madanes Quintanilla, el gobierno de Cambiemos tuvo dos etapas diferentes, una primera durante los dos primeros años de trabajo en la que » hubo un camino, una política exterior que supo marcar una razonable tendencia que se tuvo que haber profundizado». Mientras que la segunda marcó un profundó debacle.

«Fue muy triste ver cómo lo aconsejaron a Macri, pero él no estáexento de culpas!», consideró y añadió que «se insistió muchísimo con mantener un rumbo» errado, cuyo efectos se viven en actual coyuntura.

Jueves 4 de diciembre de 2019