“La semana pasada se produjeron casi 1000 unidades, de las cuales el 80% se destinó a exportación”, dijo Daniel Herrero, de Toyota

En comunicación con Mañana Sylvestre, el presidente de Toyota Argentina habló del regreso a la actividad productiva de la planta ubicada en Zárate. Confirmó que hoy son 2300 los trabajadores de la automotriz que volvieron a tareas mientras que se suman también cerca de 12.000 personas que integran toda la cadena de valor del autopartismo.
Compartir
FacebookTwitter

El presidente Alberto Fernández visitó la planta de la automotriz Toyota instalada en la localidad bonaerense de Zárate, tras el recomienzo de la actividad productiva luego de la puesta en marcha de rigurosos protocolos sanitarios en el marco de la pandemia.

En esa planta, Toyota produce sus camionetas y pick ups Hilux y SW4, productos de reconocido valor en la industria automotriz argentina.

«Para reiniciar la producción lo hicimos el 18 de mayo a través del apoyo del gobierno nacional, provincial, municipal y los sindicatos, y arrancar con un protocolo muy estricto que suma sugerencias y recomendaciones de nuestras plantas a nivel mundial y de todos estos organismos”, explicó en Mañana Sylvestre el presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero.

“La semana pasada pudimos producir casi 1000 unidades, de las cuales el 80% se destinó a mercados de exportaciones, en una suma equivalente a US$20 millones. La planta arrancó con un turno que comienza a las 6 de la mañana y que está trabajando con el 99% de eficencia”, destacó el referente de la marca nipona.

“Si podemos respetar a rajatablas los protocolos pensando en la seguridad, creo que de a poquito vamos a poder volver dentro de lo que esta nueva normalidad. Hoy en la planta están trabajando 2300 personas de Toyota y 700 que son contratistas que hacen asistencia y limpieza y en la cadena de valor de proveedores tenemos alrededor de 12000 personas. La responsabilidad que tenemos es muy grande”, puntualizó.

Sobre la producción de la planta, Herrero señaló que la marca apunta exclusivamente al rubro utilitarios porque “tienen una demanda inelástica, y si consideramos que en Latinoamérica la agricultura y la minería son actividades que han seguido produciendo, la demanda nuestra es muy fuerte”.

“Articulando entre lo público y lo privado se puede poner de manera segura en una situación especial como la de la pandemia, toda una cadena de valor en marcha. Entendemos que es una situación muy difícil. Es imposible evitar el riesgo, o sea el riesgo existe, uno lo que puede hacer es tratar de minimizarlo, sabemos que está pero tenemos que volver a trabajar», apuntó.

Jueves 28 de mayo de 2020