“El administrador de los bienes se quiere quedar con el dinero de mi padre”, refirió María Eva Venegas

Compartir

En Radio 10, María Eva Venegas, hija de Gerónimo Momo Venegas quien fuera titular del gremio de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), quien falleció el 26 de junio pasado, a causa de un cáncer de páncreas, conversó con Gustavo Sylvestre y denunció que presuntos testaferros de su padre se niegan a darle el dinero que le corresponde de la herencia paterna.

“Carlos Arrieta era la mano derecha de mi padre, y trabajaba en la UATRE en el 3 piso. Nunca entendí la función de él en el gremio. Mi padre le pidió que al faltar él les hiciera llegar a sus hijos lo que nos correspondía, y este señor hizo un arreglo con Pamela, mi hermana mayor y la reparte con sus otras 3 hermanas”, indicó María Eva, quien aseguró no tener dinero para alimentar a sus 3 niños.

“Pasamos de tener todo, a vivir muy bien, a no tener nada. No tenemos para comer, tengo 3 hijos, y me cortaron la luz y el cable. Me está ayudando gente que era ajena al círculo de mi padre”, expresó.

“El administrador de los bienes se quiere quedar con el dinero de mi padre”, y responsabilizó como el principal testaferro de Venegas a Carlos Arrieta. “Habría que preguntar al señor Carlos Arrieta es el que tiene la información, porque apenas falleció mi padre se compró una casa en Nordelta”, dejó entrever.

Luego denunció haber sido objeto de intimidaciones y precisó: “Estoy amenazada de muerte; me pusieron un papel en el auto que decía que me dejara de joder, que me quedaba poco tiempo. Si me pasa algo, ya saben a dónde apuntar”.

Consultada acerca del origen de la fortuna personal de su padre, María Eva Venegas aseguró que fue fruto del trabajo de su padre y del contacto con empresarios amigos

“Mi padre fue una persona muy derecha con el tema del sindicato y nunca le robó a los trabajadores rurales sino que hizo sus negocios. Era muy amigo de Julio Raele padre (empresario del rubro de los seguros) y de un montón de gente poderosa. Estuvo 30 años dedicado al gremio, no vivía por estar en el gremio”, precisó.


Miércoles 20 de septiembre de 2017