“El aumento del combustible tiene que estar en el orden del 25%”, señaló Manuel García, titular de AESI

En Mañana Sylvestre, el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicios Independientes sostuvo que a causa de la devaluacion hoy “nadie sabe cuál es el precio del combustible” y dijo que los distribuidores venden la nafta super a 10,50, cuando YPF la vende al consumidor a $8,90. Refirió también que el precio del barril de crudo está dolarizado, y que en la región el precio de la nafta super está en el orden de 1,55 dólares.

“El problema no está en el aumento de Shell, sino en la devaluación que ha producido un desajuste, una situación incómoda para las estaciones de servicio porque nadie en la actualidad cuánto sale un litro de combustible. Las estaciones de servicio blancas, que mayormente representamos, están recibiendo el precio de los distribuidores en $10,50 el litro de nafta super para la compra, cuando YPF las vende al consumidor a $8,90. Es una situación delicada porque nadie puede comprar a 10 y vender a 9”, expresó Manuel Garcia, presidente de la Asociación de Estaciones de Servicios Independientes.

“Shell tiene razón, los productos que cotizan en dólares como este caso, cuando se produce una devaluación tiene que afectar en el mismo porcentaje que se ha devaluado. Ahora el problema de Shell con el Gobierno es una batalla aparte”, explicó.

Por otra parte consideró que “el crudo que representa prácticamente el 70% del costo de combustible es en dólares. El producto se compra en dólares aunque sea de producción nacional. Y el valor que le da el Gobierno al crudo para las refinadoras está en 75 dólares el barril, está más bajo que el internacional porque el crudo está en el orden de los 99 dólares”.

Además anticipó una próxima alza de los combustibles a corto plazo: “Creo que indefectible el precio se va a tener que acomodar, pero este momento de transición nos afecta seriamente porque no podemos seguir trabajando en estas condiciones. El aumento del combustible tiene que estar en el orden del 25%. Antes de la devaluación el precio de la nafta era de 1,55 dólares, que más o menos es el precio que se maneja en la región. Deberíamos estar arriba de los 12 pesos el litro de combustible”.

En Radio Del Plata, Manuel García abogó por un ajuste en los precios de la energía en general, pidió romper con los subsidios generalizados y hacerlos selectivos:

“Sería bueno que nos vendan las petroleras directamente y que no hubiera intermediarios como es el caso del distribuidor, para evitar esta intermediación que se lleva un porcentaje. En EE.UU las petroleras abastecen directamente a las estaciones de servicio de línea blanca, con precios realmente competitivos”, reclamó el titular de la AESI.

Martes 4 febrero de 2014