“El Dr. Laje ayudó a mejorar la calidad de vida de 5.000 o 6.000 personas”, indicó su abogada, Nadia Podsiadlo

Compartir

El 30 de agosto pasado fue detenido en la Ciudad de Córdoba el médico Carlos Laje, el principal referente de la producción de cannabis medicinal del país

La acusación contra el galeno es por “confabulación y comercio de estupefacientes, según el artículo 5º de la ley 23737 de estupefacientes”. El 29 de marzo fue legalizado el uso del cannabis medicinal con la ley 27.350, pero esta normativo no incluyó el autocultivo.

Nadia Podsiadlo, abogada de Laje advirtió que “los beneficios que tienen estos tratamientos no convencionales” están “totalmente probados” y reclamó que “parecería que no es importante el derecho a la salud sino que sea el Estado mismo el que provea estos aceites”.

Según la ley “son el CONICET y el INTA los encargados -siempre con fines de investigación médico-científica- de todo lo que es la elaboración y el cultivo de cannabis hasta el producto final que es el aceite. No lo deja en manos de particulares ni de empresas privadas”, expresó.

“El Dr. Laje ayudó a mejorar la calidad de vida de 5.000 o 6.000 personas, que son los que hoy actualmente están metiendo amparos en la justicia federal”, resaltó la letrada.

“El autocultivo es importante siempre hablando de fines medicinales, no de uso recreativo, y permitiría tanto a las mamás que tanto lucharon por esta reglamentación, obtener su propia medicina. Esto ha sido dejado de lado y son innumerables los casos de cultivadores presos”, agregó y detalló que Laje trabajaba en la Ciudad de Córdoba desde septiembre del año pasado, y había abierto otras sedes en importantes ciudades como Buenos Aires, San Juan o Mendoza.

Laje lleva varios años impulsando el uso del cannabis para uso medicinal, y comprobó científicamente los beneficios de esta medicación para pacientes que sufren epilepsia refractaria, cáncer, Parkinson, problemas agudos de dolor, entre otras 45 patologías.

Viernes 22 de septiembre de 2017