El empresario de la madera que se negó a parar la producción y subir precios, y que duplicó sus ventas

Compartir

Ignacio Barrios Arrechea, dueño de la empresa Ecomadera, una de las más importantes madereras de la provincia de Misiones comentó en Mañana Sylvestre su actitud que tuvo semanas atrás al negarse a subir los precios, y mantener su actividad productiva, que le redituó en mayores ventas. “No había motivos para parar las entregas y si otras lo hacen nosotros entregamos el doble”, dijo

“Empecé a tener aumentos tremendos por parte de los proveedores, con el 20%, 30%, 40% y 50% más, en empresas que hace 15 días me habían aumentado con una nueva lista, y la verdad me pareció una locura, en donde comenzaba una cadena y no tenía fin”, dijo el empresario Ignacio Barrios Arrechea, dueño de una fábrica de muebles de madera, y quien es hijo de Ricardo Barrios Arrechea, recordado gobernador de la provincia de Misiones y ex ministro de Salud de Raúl Alfonsín.

No me pareció que tenía que tener esa desesperación por salir a aumentar porque así, y lo que hizo mi empresa es plantarse, y mandar un comunicado a los clientes, que seguíamos vendiendo. No tenía motivos para parar las entregas. Y me decían que había empresas que sí estaban haciendo esto, y aumentaron el doble porque vieron la oportunidad”, indicó sobre el clima de incertidumbre de precios que se vio durante el mes de enero, cuando tras la disparada del dólar, muchos empresarios aprovecharon para subir los precios de los productos.

“La verdad que la respuesta fue muy buena, y estamos teniendo un muy buen febrero. No paramos de vender, y nos mantuvimos en los precios, que por supuesto no va a ser eterno, pero es un mensaje para parar un poco la pelota”, dijo Barrios Arrechea.

En Radio Del Plata, el empresario explicó que “estamos trabajando con stock entonces no hay manera de perder. ¿Cómo puede ser que corten la entrega, y cuánto van a perder por no saber cuánto va a salir algún otro insumo? Si todos empezamos a correr hacia arriba no tiene fin, o el fin es muy malo”.

“A mí me molestó mucho cuando algunos proveedores no me entregaron, y entonces si otra empresa que no es proveedora mía me lo ofrece le compro con todo gusto. Y al revés si hay clientes que no son clientes míos y no están recibiendo el producto, es momento de salir a ofrecérselos”, refirió sobre su política comercial agresiva en momentos en que muchos especulaban con la suba de precios.

Audio completo de la entrevista

Jueves 13 de febrero de 2014