“El fallo de Griesa es jurídicamente extravagante y técnicamente defectuoso”, dijo Sebastián Soler, especialista en finanzas

Compartir

El abogado y ex asesor de la presidencia del BCRA, en Mañana Sylvestre cargó contra la sentencia del juez norteamericano y dijo ya “acumula demandas y pedidos de aclaraciones de innumerables terceros afectados”. Analizó la negociación con los fondos buitres, la respuesta del Gobierno argentino, y los pasos que debe dar para hallar una solución posible a la disputa con los holdouts.

“El fallo de Griesa es jurídicamente extravagante y técnicamente defectuoso, y esto no lo digo yo, lo dijo el propio Gobierno de Estados Unidos, que en su momento respaldó la posición argentina, cuando expresó literalmente que era una interpretación inédita y contrario al interés público de los EEUU, porque altera las expectativas razonables de cómo pueden interpretarse las reglas sobre bonos soberanos”, dijo Sebastián Soler, abogado experto en derecho financiero, que estudió con el presidente de Estados Unidos Barack Obama, y ex asesor de la presidencia del Banco Central.

“El fallo es técnicamente defectuoso porque en apenas 10 días de transcurrido el tiempo para que el fallo quede firme, ya se han acumulado demandas y pedidos de aclaraciones de innumerables terceros afectados, que no solo cuestionan el fallo sino que ni siquiera lo entienden, desde el fiduciario, el BONY, hasta la principal cámara compensadora europea, desde la filial japonés de JPMorgan, hasta los bonistas que viven en Bélgica”, resaltó.

Respecto al manejo del tema por parte del Gobierno argentino, Soler indicó apoyó la forma en que se encaró una posible solución al conflicto, haciendo foco, en la disposición al diálogo de las autoridades argentinas, y la respuesta enfática a que el fallo es imposible de cumplimentar porque “porque promueve que no solo Argentina, sino también terceros incumplan obligaciones legales y contractuales, y orque en caso de ser aplicado de esa manera, corre el riesgo de que nuestra deuda pública explote exponencialmente y se vuelva impagable”.

Además, destacó que Argentina “ha cumplido sus obligaciones mientras discute, depositando los fondos que debía pagar el 30 de junio, transfiriéndoselos al Banco de Nueva York”. Y también subrayó la decisión de concurrir a foros internacionales para fortalecer apoyos, “de modo que si tiene que salir a discutir esto, en otro lugar que no sea el marco de la justicia, sea exitoso”.

Cláusula RUFO

En referencia a la cláusula RUFO que obliga a Argentina a equipar ofertas posteriores a las dadas a los bonistas que ya entraron al canje, Soler estimó que “es de aplicación incierta porque no se ha aplicado judicialmente, y no hay precedentes que tengan los jueces”.

“Dice que los bonitas que entraron al canje tiene derecho a que se los equipare, con cualquier otra oferta mejor que haga voluntariamente a los holdouts, y a los buitres, es una cláusula que enfatiza el término voluntariamente. Una interpretación razonable es que cualquier fórmula de acuerdo, que implemente un fallo judicial firme, no es voluntaria sino que está forzada. Ahora, más de un especialista jurídico ha expresado que todo depende de los detalles”, añadió.

“Lo que tenemos que hacer es reponer el stay para que no quede ninguna duda de que la cláusula RUFO no aplica, y el Gobierno hace bien en insistir en que se reponga por lo menos hasta fin de año para que no se aplique, porque no quiere correr riesgos”, cerró.

Audio completo de la entrevista

Viernes 11 de julio de 2014