“El FMI es la receta a la que acuden los gobiernos cuando sus planes económicos fracasan”, sostuvo Pedro Biscay

Compartir

Este jueves el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el presidente del BCRA Federico Sturzenegger en conferencia de prensa anunciaron el cierre del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que permitirá a la Argentina obtener unos US$50.000 millones en concepto de financiamiento monetario.

En charla con Gustavo Sylvestre, el ex director del BCRA Pedro Biscay fustigó el acuerdo alcanzado con el FMI, aseguró que es una “noticia desgraciada” porque significa “volver al pasado”.

“El FMI es la receta a la que acuden los gobiernos cuando sus planes económicos y sus políticas monetarias fracasan”, dijo y agregó que el modelo de país de Cambiemos prevé “un tipo de cambio flotante, con salarios bajos, y sin ningún tipo de control al ingreso y salida de capitales”.

En Radio 10, Biscay adelantó los impactos negativos que traerán aparejados para el país y para la gente este acuerdo de financiamiento.

“Lo que viene es un ataque directo a todo lo que tenga que ver con derechos adquiridos por parte de la sociedad argentina, a todo lo que tenga que ver con políticas salariales. Es un modelo que va a generar una caída drástica del consumo”, apuntó.

En este sentido, puso como ejemplo lo ocurrido en Grecia, que tras el acuerdo con el FMI, mantiene una recesión económica que dura ya 8 años.

“Es doloroso para el país desde el punto de vista del daño social que va a generar en próximos años. Argentina va a un escenario de profunda recesión”, acotó.
Adelantó una eventual suba del tipo de cambio tras el retiro de la megaoferta por US$5000 millones ofrecida día a día por el BCRA para contener la fuga de la divisa norteamericana.

A la vez, reclamó el tratamiento parlamentario del acuerdo con el FMI, y aseguró que es su facultad como cuerpo legislativo. “El Congreso va a tener que votar el Presupuesto y ahí se va a ver la parte más aguda y descabellada de estos acuerdos porque se va a entender cómo quieren buscan bajar el déficit fiscal. Por eso el Congreso tiene que frenar esto porque no es legítimo ninguna deuda que el país tome sin pasar por el Congreso”.

Viernes 8 de junio de 2018