“El Frente Renovador tiene un corazón peronista y una cabeza desarrollista”, dijo Ignacio de Mendiguren

Compartir

El legislador massista y ex presidente de la UIA, en Mañana Sylvestre, habló de las diferencias que lo separaron del kirchnerismo, y llamó a trabajar en un modelo de desarrollo sustentable como salida a la actual crisis. De Mendiguren se mostró confiado con el futuro próximo del país y puso el foco en áreas que pueden ser la vía de ingreso de divisas como son el sector energético, la minería y las telecomunicaciones.

“Veníamos de un circulo virtuoso donde había un buen perfil externo, un dólar competitivo y la industria creció el 110%, se generaron 5 millones de puestos de trabajo, acumulamos 53.000 millones de dólares de reservas, aun pagando 14.000 millones de dólares. Lo que ocurrió es que estos motores se fueron apagando”, explicó José Ignacio de Mendiguren sobre el amesetamiento de la economía producido en los últimos meses.

Luego, continuó: “El Gobierno negó la inflación, y a partir del 2011, cuando gana con el 54%, y aun cuando había fortaleza de reservas, perdimos US$6.000 millones y por la torpeza de Moreno, en vez de poner en marcha de nuevo los motores que nos habían llevado al círculo virtuoso, trató de sentarse arriba de lo que tenía, puso el cepo, desdobló el mercado cambiario. Ese desdoblamiento generó el recorte de las inversiones externas”.

“Moreno aplicaba medidas como la administración de comercio – que yo siempre defendí-, pero lo hacía de un modo tan arbitral, que cuando uno aplica mal un instrumento lo termina invalidando. Entonces volvimos a tener un problema histórico en Argentina como es la restricción externa, la falta de dólares”, refirió el ex titular de la UIA.

Respecto de su relación con Cristina Fernández de Kirchner, quien fue hombre cercano a la mandataria por su rol al frente de la cámara industrial, José Ignacio de Mendiguren remarcó que fueron tiempos de buen diálogo con la Presidenta y dijo “espero seguir teniéndolo, y guardo por ella un muy buen recuerdo”.

El modelo del Frente Renovador

Respecto al proyecto económico que rige como guía al massismo de cara al 2015, De Mendiguren resaltó que “el Frente Renovador tiene un corazón peronista y una cabeza desarrollista”.

Para De Mendiguren, Argentina debe romper con ciclos pendulares, en donde gobiernos populistas agitan la demanda interna y el gasto, pero que no se preocupan por la inversión, y esto deviene en restricciones con el frente externo y falta de divisas, que termina en salidas hacia políticas ortodoxas y neoliberales.

“Entendemos que la salida a la crisis es un cambio estructural para salir de políticas pendulares, es el único camino. Porque vemos una excelente oportunidad”, consignó.

En este sentido, en Radio Del Plata, remarcó 3 áreas de inversión que puede ser la fuente de divisas para el país:
“Hace falta una ley de hidrocarburos porque si hacemos eso fijamos balizas para los inversores que van a llegar a la Argentina, pensando en Vaca Muerta. Tenemos el sectores comunicaciones con el 4G, donde pueden entrar 2.500 millones de dólares en el corto plazo. Y la minería sustentable, porque de las 60 zonas de mayor proyección en el mundo, Argentina tiene 6, y exporta por US$5.500 millones, mientras que Chile lo hace por US$50.000 millones”, sostuvo.

El problema del trabajo en negro

El ex titular de la UIA cargó contra la falta de políticas para acabar con el empleo no registrado y consideró “inconcebible” que “después de 9 años de crecimiento que el trabajo no registrado siga en el 35%”.

“Así el trabajador no tiene protección, pero para la empresa que está en blanco le es imposible competir porque tiene el doble de costos, que la competencia desleal”, indicó.

Y agregó: “Hace tiempo que no se genera empleo, y la redistribución del ingreso producto de la inflación y se ha erosionado”.

Martes 27 de mayo de 2014