“El Gobierno no tiene plan alternativo: su plan B fue ir al FMI”, advirtió el economista Arnaldo Bocco

Compartir

En comunicación con Mañana Sylvestre, Arnaldo Bocco indicó que “a la deuda le hemos llamado `respirador artificial´. Pero en marzo el Gobierno advirtió –o se notificó de la boca de los propios inversores internacionales en Washington- que Argentina no podía colocar más deuda. Ahora si la Argentina venía con un viento de cola, navegando con una colocación ilimitada de deuda, ¿qué pasó en ese momento? Evidentemente el mercado financiero internacional que acompañó a Macri, con el que éste negoció desde los fondos buitres en adelante, donde el Gobierno les generó una enorme cantidad de negocios -porque estamos hablando de una emisión de deuda en el período de Cambiemos de casi 153 mil millones de dólares-, empieza a notar -como lo marcó el FMI- que no solo se genera endeudamiento, sino en simultáneo una fuga de capitales. Pero con una situación muy anómala para una economía, porque no hay ni sustentabilidad fiscal ni comercial externa. Entonces la deuda apenas si alcanza a compensar los dos grandes déficits de la economía; esos dos déficits hacen un rediseño de la arquitectura productiva de la Argentina, cae el aparato industrial por la apertura, suben las importaciones y por lo tanto es imposible financiar una economía que funcione en esos términos”.

“Lo que Cambiemos seguramente entendió, pero por el dolor que le ocasionó la calle y por una cantidad de problemas que ahora se despierta y se encuentra con una realidad que es exactamente inversa a lo planteado, que subió la desocupación, hay una alto nivel de fragilidad en el tejido productivo, empieza a haber problemas en las cadenas de pago, sube el desempleo en el sector industrial, caen los niveles de comercialización de cientos de miles de comercios del país… -agregó Bocco-. La prueba se vio en el paro de la semana pasada: fue un paro general, no fue solo del movimiento obrero y de la clase trabajadora. Cerró la farmacia, y también el almacén, los restoranes… Tampoco hubo transportes. El paro se vivió plenamente. Entonces hay un proceso hasta respetuoso donde se está pidiendo desesperadamente un cambio de rumbo”.

La peor decisión
En diálogo con Radio 10 Bocco destacó que el gobierno de Cambiemos “tomó la peor decisión: que fue resolver con una medicina autoinfligida muy compleja como es caer al FMI y llegar con una carta escrita por sí mismo, poniendo metas que no sabe si las puede cumplir. Pasaron cuatro días y el BCRA se dio cuenta de que una de las metas que había firmado su anterior presidente no la puede cumplir; no puede cumplir la venta de dólares, y lo que es peor es el Gobierno reconoce que las reservas metas son U$S 23.800 millones, y no U$S 48 mil millones. Entonces le pide al FMI que de la totalidad de los U$S 15 mil millones una parte la dedique a vender dólares al mercado, pero los otros vayan a consolidar las reservas…”.

“Creo que el gobierno está sorprendido por el fracaso de sus políticas. Pienso que no tiene plan B, el plan B fue ir al FMI, y como lo del Fondo no le funciona no tienen plan alternativo”, alertó Bocco.

Con relación al nivel del dólar, el economista indicó que “me da la sensación que las medidas del Gobierno están apuntando a los grandes inversores. El dólar no tiene techo. Porque el FMI firmó un acuerdo propuesto por el Gobierno donde el problema de la carencia de dólares de la Argentina lo dejó librado a un tipo de cambio libre. Entonces tranquilamente el dólar puede llegar a valer mucho más en las próximas semanas”.

Lunes 2 de julio de 2018