“El incremento fue del 40% y hasta el 100% en algunos casos”, dijo Carlos Ortt, productor yerbatero

Compartir

El director del Instituto Nacional de la Yerba Mate reconoció el gran aumento en el precio del producto y también señaló que escasea en algunas góndolas de distintos puntos del país.

“El incremento fue de un 40% a un 100% en algunos casos, esto no es algo producido porque el beneficio esté traduciéndose hacia el sector productivo, o a los obreros rurales, o se esté distribuyendo mejor la torta. Esto fue una jugada de las cadenas comerciales, hoy no se tradujo ningún incremento, ni el otorgado por el Ministerio de Agricultura de la Nación, ni incrementos que puedan haber por aumento de la demanda, no es para nada justificable”, señaló Ortt.

“Acá en Corrientes también ocurrieron incrementos importantes, pero creo que todo esto es una jugada de las cadenas comerciales previendo el reabastecimiento el día de mañana si existiera un incremento mayor. Cuando se elaboraron los costos de la hoja verde para el productor, cuando se elaboraron los costos de la yerba mate canchada para el molino, también se hicieron los costos que podrían estar en la góndola, y ningún yerba puede superar los $16 o $18 el kilo en el mercado, que es más o menos lo que estábamos pagando. Las más caras pueden llegar a $20, pero normalmente no debiera superar los $18″, añadió.

Además, en medio de este aumento, Ortt cargó contra el secretario de Comercio, Guillermo Moreno y dijo con ironía: “Pregúntenle a Moreno que sabe cómo controlar a las cadenas comerciales. Era muy fácil pisar las cabezas de los productores como lo está haciendo con todas las producciones de todas las provincias y no controlar a las cadenas comerciales. El desabastecimiento también es una mentira, yo estuve en las provincias de Corrientes y en Chaco, y no hay yerba tampoco. Yo me pregunto dónde fue a parar toda la yerba que estaba en las góndolas. Es una avivada, dejaron vacías las góndolas, porque quieren generan nerviosismo, estas idas y vueltas de que sube o no sube, generan desabastecimiento y la gente se desespera y paga el precio que no tiene que pagar”

Luego, el productor yerbatero explicó en Radio La Red cómo se distribuyen las ganancias en la cadena productiva de la yerba: “Por cada kilo de yerba que está en la góndola, 250 gramos se queda el Estado en concepto de impuestos, 250 gramos se queda la cadena comercial, otros 250 gramos se queda la industria que termina llevándole a la góndola después, y los últimos 250 gramos se dividen entre el productor, los obreros rurales, los secaderos y los intermediarios. A nosotros los productores nos quedan 60 o 70 gramos, somos los eslabones más ligeros de la cadena, junto a los obreros rurales”.

Más adelante, volvió desmentir cualquier relación de los productores con el aumento y señaló que “buscan inculparnos a nosotros, los productores. Hasta hoy no se tradujo ni un centavo al bolsillo ni del obrero rural, ni al productor ni al pequeño y mediano secaderos. El precio se va a estabilizar. Hasta tanto no se estabilice no debiera consumirse yerba”.

Audio completo de la entrevista

Jueves 5 de abril de 2012