“El INTI es prenda de negociación con multinacionales que no tienen interés en el desarrollo nacional”, sostuvo Enrique Martínez

Compartir

Una protesta de trabajadores del INTI bloqueaba hoy el acceso al crece de las avenidas General Paz y Constituyentes en protestas por los más de 250 despidos de trabajadores del organismo.
En el aire de Radio 10 habló Enrique Martinez, ex presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, y apuntó contra la política del Gobierno en materia de desarrollo e industria nacional.

“El INTI ha sido un lugar donde se ha librado una batalla ideológica muy importante durante mucho tiempo porque las corporaciones multinacionales no tienen mucho interés en el desarrollo tecnológico nacional en la medida en que tienen centro de desarrollos fuera del país y como han tenido hegemonía creciente en la industria argentina, y a la vocación de los CEO financieros de contar ingresos y egresos inmediatos se le agrega la vocación de las multinacionales por bloquear el desarrollo y prestaciones sociales que un organismo como el INTI o el INTA pueden lograr”, precisó Martínez.

“Se repite la situación de los años 90, donde se comenzó con 1800 en INTI y terminó con 1100, porque Cavallo nunca entendió qué era el INTI y promovió retiros voluntarios a mansalva. En la década siguiente el INTI llegó a tener más de 2200 empleados, el doble que la que tenía cuando comenzamos a trabajar, y aun así siguió creciendo y ahora se repite el ciclo con más ignorancia, torpeza, y criterios elementales y una vez más es prenda de negociación con las multinacionales que no quieren que el INTI no brinde servicio ni a proveedores, ni a industrias lácteas ni a desarrollo regional”, acotó.

Martínez aseguró que el INTI tiene hoy un “rol social y técnico que es absolutamente irreemplazable” y detalló que el organismos “controla desde los surtidores en combustible hasta los controles de velocidad en rutas y autopistas o hasta los pesos de los granos que van a los puertos”.

“La concentración productiva es una tendencia mundial que en Argentina no se frenó y este gobierno lo está agudizando salvajemente”, cuestionó en Radio 10.

“El gobierno de Macri piensa que puede ir a buscar capital financiero para desarrollar el país sin tener claro ni un solo proyecto, lo cual es de una ingenuidad grande y yo llamaría imbecilidad. “Vamos camino a que ni siquiera tengamos industria automotriz local, sino lisa y llanamente importación”, cerró.

Lunes 29 de enero de 2018