“El juez Villanueva no volvió a la comunidad mapuche ni fue repelido como se dijo”, indicó Monseñor Juan J. Chaparro

Compartir

El obispo de la Diócesis de San Carlos de Bariloche, Monseñor Juan José Chaparro es una de las figuras claves como garante de la mesa de diálogo entre funcionarios del Gobierno Nacional y la comunidad mapuche, tras la muerte de Rafael Nahuel, ocurrida durante el desalojo de familias del colectivo Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi.

El referente de la Iglesia Católica en Bariloche habló en Mañana Sylvestre sobre este principio de encuentro entre ambos sectores, a la vez que desmintió los rumores aparecidos en medios y que hacían referencia a una acción violenta de la comunidad mapuche ante la llegada del juez Gustavo Villanueva. Por el contrario, Chaparro negó ambos hechos.

“El juez Villanueva no volvió a la comunidad mapuche ni fue repelido como se dijo. No hubo un intento de inspección”, sostuvo.

De cara a la nueva mesa de diálogo, el obispo de Bariloche consignó: “Queremos empezar este proceso. Vemos en el juez una buena predisposición y vamos facilitar esta mesa como una búsqueda de un diálogo de camino, y de salida, aunque no es fácil y cuesta, porque nos falta prácticas de intercambio”.

Chaparro destacó la presencia de funcionarios del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y también referentes de Parques Nacionales en el encuentro y remarcó que la comunidad mapuche “es parte de nuestra historia”.

“Hubo hechos de violencia que se atribuyeron al RAM y puede ser que haya alguna gente (radicalizada), pero eso no significa que un colectivo entero o un grupo o una nación sean todos violentos. Somos parte de un mismo pueblo y las comunidades mapuches en general buscan -en el ámbito de la ley- lograr sus propios derechos”, deslizó en Radio 10 y enfatizó que “hubo muchas muertes violentas y no queremos acostumbrarnos, ni queremos que siga pasando”.

Jueves 30 de noviembre de 2017