Bolivia: ”Hay por lo menos 25 personas fallecidas, pero la cifra puede ser más alta”, indicó Paulo Abrao, de la CIDH

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y enviado especial a territorio boliviano, habló en Mañana Sylvestre sobre el clima social y político que se vive en el vecino país. Adelantó que están investigando las responsabilidades en las muertes ocurridas durante la represión a manifestantes, y sostuvo que hay un “clima de odio” instalado desde el Golpe de Estado a Evo Morales.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Paulo Abrao, es el enviado especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Bolivia, a donde permanece desde hace 7 días con el objetivo de realizar una misión de observación para conocer a fondo las violaciones de los DDHH en ese país, tras el golpe de Estado que derrocó al gobierno de Evo Morales.

“Han pasado situaciones de violencia social y violencia estatal y se ha alcanzado una cifra de muertos muy significativa y también de detenidos y heridos, por tanto la comisión solicitó entrar urgentemente al país para documentar la situaciones y establecer recomendaciones”, dijo Abrao en charla con Gustavo Sylvestre.

Respecto de las consecuencias de la represión lanzada por el gobierno de facto, Abreo consideró que “hay por lo menos 25 personas fallecidas, pero la cifra puede ser más alta”, habido cuenta del contacto que el propio emisario ha tenido con familias de La Paz y Cochabamba, donde ocurrieron durísimas represiones en comunidades como Sacaba y Senkata.

“Es dramático escuchar a familiares que perdieron a hijos, exigiendo reparación y justicia. Estamos trabajando en tratar de identificar a los responsables por estos muertos», deslizó el enviado de la CIDH y recalcó que “el ambiente de odio instalado en el país” que incluye “un clima de violencia verbal y física muy preocupante».

Lunes 25 de noviembre de 2019