Chile: «El rechazo es también a la clase política que no dio respuestas en estos 30 años», señaló la abogada Michelle Peutat

La letrada defensora de detenidos por la represión en Chile habló de la actualidad política de su país en la previa a una nueva movilización masiva con motivo de cumplirse un mes del inicio de las protestas, y sostuvo que los cuestionamientos alcanzan hoy a todo el arco político de la nación trasandina.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

No cesa la tensión en Chile a pesar del acuerdo político gestado en el Congreso que permitirá la convocatoria a un plebiscito en abril para decidir si los ciudadanos quieren cambiar la carta fundamental 1980, como se conoce a la Constitución pinochetista.

En Mañana Sylvestre opinó Michelle Peutat, abogada participante de los Cabildos Abiertos, militante socialista y defensora de víctimas de la represión lanzada por el presidente Sebastián Piñera.

«El rechazo es también a la clase política que no dio respuestas en estos 30 años», consideró la letrada graficando la poca estima que hoy tiene la ciudadanía chilena por los dirigentes de todo el arco político tradicional en el país trasandino.

Subrayó que las marchas “se centran en los abusos y la desigualdad”, y en la lucha contra una “Constitución heredada de la dictadura”, aunque aclaró que aún “no existió durante este período una organización social que se haya puesto a la cabeza del movimiento. Las demandas son del mismo sentido común de la ciudadanía en distintos cabildos autoconvocados de manera territorial”.

“No ha existido una unidad de movimientos sociales políticos legitimados por la ciudadanía para poder interpelar al gobierno y negociar ciertos proyectos de ley que den soluciones», consignó.

En cuanto a la brutal represión disparada por las fuerzas policiales y militares desde el inicio de las manifestaciones, Peutat consideró que “no hubo control que no fuera violento ni desmedido y eso fue generando mucha más rabia y reacciones de manifestantes mucho más violenta”.

En tanto siguen lloviendo las críticas contra el llamado Acuerdo por la Paz y una nueva Constitución porque “no hay garantías de un proceso de representación de abajo hacia arriba que nutra una asamblea constituyente, ni tampoco hay garantías de representación de asambleas comunales o regionales”.

Lunes 18 de noviembre de 2019