«El aislamiento de hoy es el don de la vida del mañana», dijo el padre Gerardo González, desde Roma

Desde la capital italiana, el ecónomo de San Anselmo y tesorero de la orden de San Benito habló con Sylvestre acerca del panorama que se vive en Italia, donde los decesos suman más de 5.400 por la pandemia, y subrayó que a pesar de las restricciones impuestas por el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, “aún hoy hay personas que no respetan la cuarentena, y tratan de burlarla”.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Italia se está transformando en el nuevo epicentro de la pandemia del coronavirus, y este lunes llevaban contabilizados más de 46.000 casos, con 5476 muertes.

Para conocer cómo se vive el día a día en la capital italiana, conversamos con el religioso Gerardo González, ecónomo de San Anselmo y tesorero de la Orden de San Benito.

“Muchos gobiernos se están demorando muchísimo en tomar decisiones y medidas restrictivas y eso favorece el contagio, y por otro lado muchas personas tampoco se han concientizado y no asumen con seriedad las medidas efectivas que se han impuesto. Porque más aislamiento es menos contagio y menos muertes y más vida”, expresó González desde Roma.

“Estamos en la tercera semana de restricciones y vamos a cumplir dos semanas de cuarentena, y el incumplimiento está conllevando una serie de problemas hasta comportamentales. Los departamentos en Roma suelen ser pequeños, las personas están confinadas, no se puede salir, hay control de policías y militares muy fuerte, y la angustia, la tensión y la depresión están creciendo”, puntualizó.

“Solamente puede salir una persona a comprar al supermercado, a la farmacia, a la estación de servicio o al banco y nada más. Y tiene que ser cerca de dónde viven y cuando los paran tienen que enseñar que efectivamente que han hecho la compra”, destacó el religioso.

Sin embargo subrayó la falta de apego a las reglas por parte de un sector de la población italiana que se niega a cumplir el absoluto confinamiento.

«Aún hoy hay personas acá que no respetan la cuarentena, y tratan de burlarla. Han habido multas e incluso prisiones», dijo González en Radio 10.

En cuanto a la vida en su congregación religioso, el sacerdote comentó que “estamos enclausurados y yo salgo una vez por semana y solo para lo más urgente», y añadió que “en nuestro monasterio tenemos tres casos de aislamiento por precaución».

«El aislamiento de hoy es el don de la vida del mañana», sintetizó el religioso en el final de la entrevista en Radio 10.

Lunes 23 de marzo de 2020