“Hay una acción inconstitucional de persecución a todos los que pensamos distinto», indicó la diputada boliviana Sonia Brito

En Mañana Sylvestre, la legisladora boliviana de Movimiento al Socialismo rechazó las amenazas del gobierno defacto de prohibir la actividad política a dirigentes opositores, y aseguró que hoy “se está rompiendo todo el estado de derecho” en el país vecino.
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

“Hay senadores y senadoras, diputados y diputadas, no todos, unos cuantos, que voy a empezar a publicar sus nombres, que están haciendo subversión (…). A partir de lunes voy a ordenar, ya tengo listas que los mismos dirigentes de varias zonas me están pasando, los van a empezar a detener con órdenes fiscales”, afirmó en declaraciones a la prensa el ministro de Gobierno de Bolivia Arturo Murillo, y despertó el rechazo de los dirigentes opositores, situación que no ayuda a calmar el clima de tensión y violencia que se vive en la nación del Altiplano.

“Hay una acción inconstitucional de persecución a todos los que pensamos distinto», dijo en Mañana Sylvestre Sonia Brito Sandoval, diputada por el Movimiento al Socialismo de Evo Morales.

“Después de un largo rosario de vulneraciones a la constitución política del Estado, a los tratados y convenios internacional se han sumado una nueva amenaza que ha realizado el ex senador y hoy ministro de Gobierno Arturo Murillo que ha indicado que a partir del día de hoy van a haber órdenes de aprehensión para todos los diputados y senadores que estemos en una labor de oposición. Es decir que se está rompiendo todo el estado de derecho, y les molesta muchísimo que todavía el MAS siga teniendo dos tercios tanto en la Cámara de Senadores como de Diputados”, apuntó la legisladora boliviana en Radio 10.

“Hoy somos una molestia para ellos y lo que están buscando es por decreto aprobar normas en las condiciones que ellos quieran”, dijo y subrayó que el gobierno de facto de Jeanine Áñez busca “impedir la participación del MAS en las próximas elecciones”.

«Piensan instalarse mucho más de los tres meses que debería ser un gobierno de transición. No hay ningún interés en diálogo ni conversación con diputados del MAS para convocar nuevas elecciones. Están buscando pretextos para acallar nuestras voces», concluyó.

Respecto del saldo de la represión a manifestantes contra el golpe de Estado, Brito cifró en 23 los muertos, mientras que hay unos 600 detenidos y más de 500 heridos.

Lunes 18 de noviembre de 2019