José Miguel Insulza: “Hubo un Golpe de Estado en Bolivia, está muy claro que Evo Morales fue obligado a renunciar»

El ex secretario general de la OEA, en comunicación exclusiva con Gustavo Sylvestre, se refirió a la situación política boliviana, y no dudó a la hora de calificar como “golpe de Estado” al derrocamiento de Morales. Consideró si bien hubieron “irregularidades” en los comicios bolivianos, “no hubo fraude”, y aclaró que "existía la posibilidad de hacer algo más tranquilo, más calmado y hacer bien las elecciones nuevamente".
Compartir
FacebookTwitterGoogle+

Para conocer su opinión respecto de los últimos sucesos políticos en Bolivia, que culminaron con el derrocamiento de Evo Morales, conversamos en Mañana Sylvestre con el titular de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza.

El reconocido abogado y académico chileno manifestó su rechazo a lo acontecido en el país vecino y no dudó de calificar el hecho como un “golpe de Estado” a pesar de las contradictorias reacciones que generó en el ámbito regional.

“Los militares le sugirieron al presidente que se fuera, y se sabe qué significa eso. No había muchas alternativas y el presidente renunció. Hubo un Golpe de Estado en Bolivia, porque se da en cualquier situación en que un jefe de Estado es destituido o sacado del cargo, y está muy claro que Evo Morales fue obligado a renunciar», consignó Insulza en Radio 10.

En charla con Sylvestre el ex secretario general de la OEA admitió “irregularidades” en la elección boliviana aunque aclaró que no hubo fraude.

“Habían existido una serie de irregularidades y se hacía preciso repetir la elección. Estaba esa posibilidad y también Evo Morales había aceptado las sugerencias de la OEA de cambiar el tribunal electoral”, resaltó el dirigente del Partido Socialista chileno.

«Hay una diferencia entre irregularidades y fraude. Irregularidades es que no están todos los votos que tenían que estar, que hay diferencias en el conteo, y la OEA no está diciendo en el informe que alguien se robó la elección, sino que está mal hecha y que hay que hacerla de nuevo”, enfatizó.

Aseguró que en Bolivia «existía la posibilidad de hacer algo más tranquilo, más calmado y hacer bien las elecciones nuevamente”, pero lamentablemente el final fue otro.

El caso chileno

Consultado acerca de la crisis social que vive su país, el político chileno reclamó el surgimiento de un “acuerdo político”, una suerte de Pacto de Moncloa que ponga fin al conflicto en tierras trasandinas.

“El acuerdo político es posible en la medida en que todos lo quieran. A la dirigencia política chilena le quedan pocas horas le queda poco tiempo para resolver lo que está pasando», indicó en Radio 10.

Añadió que todo el arco político chileno “está bastante desprestigiado, pero esperemos que den un paso al frente, ahora si esto va a ocurrir es difícil decirlo, y por algo estamos en esta situación, por la falta de decisiones adecuadas y de gobierno adecuado”.

Más adelante sostuvo: “Faltan pocas horas para saber si esto va a servir o no, porque la gente está muy desesperada por lo que le está pasando. La dirigencia política chilena ha fracasado».

Jueves 14 de noviembre de 2019