“El Papa nos pidió que lo ayudemos a seguir haciendo lío”, expresó Mabel Careaga, hija de una Madre de Plaza de Mayo

Compartir

“Fue muy impresionante. El Papa estuvo muy distendido, con mucha afectuosidad, muy familiar todo lo que nos dijo”, comentó Mabel Careaga, hija de Ester Ballestrino de Careaga, una de las fundadoras de Plaza de Mayo, quien fuera secuestrada y desaparecida por la represión en tiempos de la dictadura militar, sobre su charla con Francisco en Asunción, Paraguay.

Careaga recordó que su madre su jefa de un joven Bergoglio en su paso como trabajador de un laboratorio de análisis clínicos en el barrio de Recoleta.

Mi madre le enseñó a trabajar allí y según palabras de él, ella le enseñó a pensar”, dijo sobre las reflexiones que tuvo Francisco en el encuentro.

El discurso de Francisco

Careaga analizó el mensaje que dejó Francisco a los feligreses en su paso por el Paraguay. “Él (por el Papa) está dando un mensaje contra este sistema capitalista que no sirve, que genera exclusión, que no se puede tener una democracia sin la gente adentro”, apuntó.

“Me dijo: ´Necesito que me ayuden a que seguir haciendo lío´”, recordó Careaga y remarcó el fuerte tono político del discurso de Francisco en tierras guaraníes.

No es casual su viaje por Ecuador y Bolivia, y antes haber recibido a la Presidenta, porque son países que han iniciado un proceso de inclusión social, que han avanzado en esto de disminuir la pobreza y las desigualdades”, acotó.

Esther Balestrino de Careaga fue secuestrada junto a otras madres fundadoras como Azucena Villaflor y María Ponce, y las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet en la iglesia de la Santa Cruz donde ahora descansan sus restos.

Audio de la entrevista

Lunes 13 de julio de 2015