Elecciones 2019: “La empresa que aportará el software para transmitir los datos durante el escrutinio provisional no es confiable”, alertó Beatriz Busaniche

El pasado 29 de junio se realizó la primera prueba del sistema que se va a usar en la elección del 11 de agosto, y luego en la de octubre. Y fue un fracaso. Desde los distintos partidos políticos de la oposición están denunciando que la empresa desarrolladora del software que contrató el Gobierno puede tener problemas. En comunicación con Mañana Sylvestre Busaniche dijo que “estamos acompañando a los partidos políticos en esto. Estas son cuestiones que en general las llevan ellos, y legalmente, más de lo que han hecho ya los apoderados de los partidos políticos, nosotros no podemos hacer”.

“Con lo que sí estamos trabajando con los partidos desde muchos meses (porque somos una organización que sigue los temas de incorporación de tecnología en los procesos electorales) es que ya desde el año pasado venimos advirtiendo que la empresa Smartmatic no es una empresa confiable –puntualizó Busaniche-. Tiene una trayectoria más que dudosa y ha perdido su licencia para operar en Bélgica, por ejemplo, tras incumplir contratos. Sus ejecutivos de Filipinas han sido fueron buscados por Interpol por haber manipulado la información de la elección. Y también tuvieron problemas por escándalos con la información de la elección en El Salvador. Los antecedentes que tiene esa empresa nos da a pensar que no está a la altura de la responsabilidad que le han otorgado”.

“Lo que es misterioso -y lo que a nosotros más nos llama la atención- es que desde el Poder Ejecutivo a cargo del escrutinio provisorio, y especialmente las autoridades electorales como Rodrigo Conte Grand o Adrián Pérez, no están reconociendo el error. Están minimizando una situación que para nosotros es por demás preocupante”.

Problemas de legitimidad
“Para nosotros la preocupación principal tiene que ver con la legitimidad de la elección –destacó Busaniche-. La empresa va a tocar una parte que es el escrutinio provisorio, que es solamente informativa. Todo lo que es la documentación de las mesas, las actas de escrutinio, todo eso está a resguardo y el escrutinio definitivo que está a cargo de la Justicia se va a hacer bien. Y como estuvo diciendo el fiscal Di Lello, no hay un riesgo real de fraude electoral: es un riesgo de deslegitimar la elección”.

“Imagínense que el domingo de elecciones a las 24 hs tengamos el 15% de las mesas escrutadas en una elección sumamente reñida –continuó Busaniche-. Lo que tememos es que luego vuelva una ola de solicitudes de voto electrónico, que deslegitime la elección, que se termine haciendo creer a la sociedad que hubo trucos, trampas y demás. Tiene más que ver con un problema de legitimidad de la elección, que hay que cuidar, que de realmente se manipule la elección”.

“Para nosotros lo que está en riesgo es toda la parte informativa de la elección. La carga de daos, la información que van a recibir los medios de comunicación el domingo de elecciones, y la información que tiene que recibir la ciudadanía”, añadió la presidenta de la Fundación Vía Libre.

Fiscales de mesa, rol clave
“Lo que se pueden generar son sospechas de fraude. Por eso digo que lo que está en riesgo es la legitimidad de la elección –alertó Busaniche-. Todo lo que es la documentación –las actas y los certificados de escrutinio- se mantuvieron en papel-. Sobre esto tuvimos una discusión previa, hubo mucho trabajo sobre la Cámara Nacional Electoral para que esto siga siendo así. La acordada de la Cámara es clarísima al respecto. Y hay que decirle a los fiscales que estén custodiando los votos de la ciudadanía ese día que no pueden irse de la escuela sin el certificado de escrutinio: que no se dejen engañar, que no les den una copia del telegrama (que no tiene valor legal)”.

“Justamente la elección no está en riesgo como tal porque lo que tiene valor legal es el escrutinio definitivo. Y eso se hace con las actas y los certificados de escrutinio que se llevan -en papel firmado por sus colegas fiscales y por la autoridad de mesa- cada fiscal de partidos políticos –explicó Busaniche-. Eso no lo va a tocar la empresa Smartmatic. Eso funcionará como siempre. Esta empresa solo va a tocar la parte de telegramas”.

“Quisiera enfatizar en que los fiscales de los partidos políticos tienen un rol fundamental –dijo Busaniche-. Tiene que haber fiscales de todos los partidos políticos en todas las mesas. Y cada fiscal se tiene que llevar una copia del acta de escrutinio, es decir, un certificado de escrutinio firmado por sus colegas. Es importantísimo esto: lo único que tiene valor legal y que va a permitir abrir una mesa en caso de que haya una contienda sobre los votos, o que haya alguna duda, es el certificado de escrutinio, que se tienen que llevar firmado los fiscales. Luego, si quieren sacar fotos del telegrama, que la saquen. Pero hay que salvaguardar de toda duda la documentación legal de la mesa: el acta que va en la urna, y el certificado que se lleva cada fiscal. Es clave que se lleven eso y que custodien que cada urna se cierre antes de ir a hacer el telegrama. Todo el proceso de cuidado de los votos queda a cargo de los fiscales”.

Martes 9 de julio de 2019