“Empiezan a haber signos positivos como la suba de las ventas de cemento”, indicó Néstor Iván Szczech de CAMARCO

Compartir

Tras el encuentro de empresarios de distintos sectores de la actividad comercial, industrial y productiva con funcionarios del Gabinete nacional en Casa Rosada, habló Néstor Iván Szczech, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción.

El empresario valoró los esfuerzos del Gobierno por alcanzar el diálogo social y la buena recepción a las propuestas de los distintos sectores, y apoyó la propuesta del ejecutivo de impulsar la vuelta del crédito hipotecario privado, esta vez anclado en los salarios.

“Celebramos lo de la semana pasada porque es una mejora sustancial para la inversión privada y lo que tiene que ver con el crédito hipotecario. Es una deuda argentina el ofrecer a cada ciudadano las posibilidades de tener un techo y de organizar su vida y ordenarse en función de eso. La Argentina tiene un 1% del PBI otorgados en créditos hipotecarios en relación a otros países de la región que superan el 20% como Chile, o el 10% como Bolivia, Paraguay, Uruguay o Perú”, dijo y sostuvo que el crédito hipotecario es “un ataque directo a la pobreza”.

En cuanto al nivel de actividad del sector, Szczech hizo un cuadro de situación de la realidad de la construcción, subrayó la caída de la industria evidenciada desde 2017, aunque se mostró esperanzado en una pronta salida.
“Desde 2017 a esta parte nuestra industria viene cayendo mensualmente, después nos agarró la pandemia y recién ahora estamos tratando de tener la actividad que solíamos tener previo a esto. Empiezan a haber signos positivos como las ventas de cemento que ha subido interanualmente”, precisó.

“Hemos perdido 150.000 empleos de junio del año pasado a junio de este año. Esto es un tercio de la fuerza laboral de la industria”, comentó en Radio 10 sobre los últimos 3 años de la Argentina.

Por último, expresó la necesidad de crear nuevos incentivos fiscales que incluyan un blanqueo tanto de pesos como dólares que podrían ser volcadas a la actividad de la construcción, para volver a mover la rueda de la economía.

“Hay muchos pesos dando vueltas en la economía informal que podrían ser blanqueados. Esto habría bajar el dólar blue y nuestra industria sería generadora de divisas”, sintetizó.

Martes 6 de octubre de 2020