“En 2019 la inflación llegará al 54% y se transformará en el año más inflacionario desde 1991”, aseveró Nicolás Trotta

Compartir

El trabajo estadístico de UMET le está dando 5,5% de inflación para septiembre de 2019 y otra tremenda pérdida de capacidad adquisitiva del salario. “La de septiembre fue la inflación más alta en lo que va del año –recalcó Trotta en diálogo con Mañana Sylvestre-. Marca una aceleración de la inflación –en agosto habíamos medido 4,3%-, y en 2019 ya nos da una inflación acumulada hasta septiembre de 37,7%-. Con lo cual ya podemos afirmar que con esta inflación interanual de 53,5% y la inflación que se espera para los próximos meses, este 2019 va a romper el récord inflacionario del año pasado y se va a transformar en el año más inflacionario desde 1991”.

“Estamos en el peor momento de los salarios de la gestión de Macri. La aceleración inflacionaria sigue golpeando muy fuerte a los sueldos: hay una caída de 19,1% si comparamos un salario de septiembre 2019 con otro de noviembre 2015”, destacó Trotta.

Escenario recesivo
“Es tremendo: el 2016 fue un año muy recesivo en términos salariales. El 2017 recuperó una parte de eso. Pero a partir de 2018 empezó un tobogán que parece no tener fin, porque recordemos que el año pasado la inflación se aceleró fuertemente, con las paritarias muy condicionadas y retrasadas; ese escenario se volvió a repetir en 2019 y el proceso de aceleración inflacionaria de agosto -donde ya estábamos en una caída de más de 18%- terminó fortaleciendo esta tendencia negativa que es lo que explica en sí misma la crisis. Porque cuando los salarios caen, empieza a haber una situación de falta de capacidad de compra, de caída de las ventas, de crecimiento de la desocupación y de la pobreza… Entonces estamos frente a un escenario recesivo en todo sentido, desde lo distributivo hasta la caída de la economía en general”, sostuvo Trotta.

Según el rector de la UMET “en octubre tendremos una inflación también por arriba del 3 ó 3,5%. Y luego, si tenemos una inflación que baja de 3% en noviembre y diciembre, estaremos en una inflación ya récord, superando 53 ó 54% en el año. Nos preocupa también que casi el 80% de los rubros que relevamos –que son 327- tuvo subas mayores al 3%. Esto termina confirmando que hay una inflación generalizada, a pesar inclusive de lo que fue la decisión del Gobierno (inconsulta con los gobiernos provinciales) de eliminar el IVA a los alimentos, que contuvo en parte la inflación de agosto, pero vemos que en septiembre se generalizaron todos los aumentos”.

Recomponer los salarios
Consultado sobre cómo cree que será la recomposición a futuro y qué espera que haga Alberto Fernández, Trotta indicó que “no hay soluciones mágicas. Venimos de un presidente que dijo que lo iba a resolver fácilmente, y terminó más que duplicando la inflación que encontró en 2015. Y en términos recesivos del salario creo que es el peor momento de los últimos 15 años. Eso nos lleva a la necesidad que está planteando Alberto Fernández, que es uno de los temas que incluye este nuevo contrato social y esta salida colectiva que tenemos que construir los argentinos de esta crisis que nos impuso el Gobierno-, que implica tener una estrategia para abordar la inflación. Y parte del desafío es no solo empezar a lograr que la inflación tenga una tendencia a la baja, sino también comenzar a recomponer los salarios como estrategia para salir de la crisis”.

“Por un lado hay que poner la mirada sobre la crisis social, sobre la emergencia alimentaria, con el plan que presento Alberto Fernández en la UBA hace unos días; y por el otro lado también ser conscientes de que si no hay una recomposición salarial que permita romper esta tendencia de caída que venimos transitando hace más de un año y medio en los salarios, es muy difícil pensar en un contexto que permita observar una recuperación general de la economía. Vamos a tener un año que va a superar incluso las previsiones negativas que habían presentado el Gobierno y el corresponsable de esta tragedia, que es el FMI”.

Por último Trotta anticipó que “para octubre habrá una pequeña desaceleración de la inflación. Pero para comparar cabe indicar que Chile y Bolivia tienen una inflación anual de 2%. Y la Argentina, solo en un mes, más que duplica la inflación anual de ellos. Con lo cual estamos en un contexto inexplicable, que fue generado por el gobierno de Macri”.

Viernes 11 de octubre de 2019