En Brasil, “Francisco hizo una revolución”, dijo la periodista Alicia Barrios

papaEn Mañana Sylvestre, una de las personas más cercanas a Jorge Bergoglio, comentó las vivencias de su paso por Brasil y remarcó la tarea del Francisco, que “trabajó de cura, no de Papa”. “Fue algo impresionante, y en mi vida no había visto una cosa igual”, indicó la periodista y remarcó el clima de mancomunidad y de alegría intergeneracional que se vivió durante la estadía del Sumo Pontífice.

“Trabajó de cura no de Papa. Fue una revolución, porque en un momento pensé que la revolución como palabra había dejado de ser patrimonio de la izquierda, para pasar a hacer patrimonio de la humanidad, porque lo que pasó fue impresionante, y en mi vida no había visto una cosa igual. Lo más difícil del mundo es convocar a la juventud y había 3,5 millones de jóvenes, y gritaban “esta es la juventud del Papa”, todo el tiempo”, sostuvo la periodista Alicia Barrios, enviada a Brasil por el diario Crónica y amiga personal del Sumo Pontífice.

Barrios comentó como anécdota la impronta que dejó el Francisco entre un grupo de jóvenes estadounidenses, que se alojaban en el mismo hotel de la periodista, y que llegó a generar un conflicto interno con los curas que estaban a cargo de la delegación: “Había un grupo, una delegación de chicos que venían de New York, del HighSchool Saint Patricks, y para que estuvieran tranquilos por un tema de seguridad los alojaron allí, y fueron con sus sacerdotes, y estos chicos nunca en su vida habían visto a un indigente. Y los chicos el día jueves dieron una vuelta en la previa a la misa y volvieron con una cara de traste, y resulta que los curas que los habían sacado los trajeron de vuelta por razones de seguridad, y los chicos se plantaron contra los curas, y le dijeron que a partir de lo que había dicho Francisco no le tenían miedo a los pobres y querían estar en la calle con ellos, y que cuando volvieran a Estados Unidos irían a hablar con el obispo de NY porque a ellos no los querían dejar salir a la calle, y los curas realmente no sabían qué decir ni qué hacer”.

La reprimenda a obispos

“Algunos de los obispos no tienen nada que ver con Francisco, y yo me di cuenta porque lo conozco muy bien, y pidió que se sumaran todos en este viaje porque sabía que los iba a retar, y les dijo de todo. Y yo decía el otro día que el primer quilombero es él”, dijo en relación al reto del Papa contra los obispos, a los que criticó por tener “una psicología de príncipes”.

La reunión con Francisco

Respecto a cómo encontró a Bergoglio en su encuentro personal que mantuvo en Brasil, Barrios señaló que “lo vi muy bien, mejor que en Buenos Aires. Desde la fe una tiene que saber lo que es la presencia en el otro del espíritu santo, y él tiene la presencia de dios, y está exultante”.

“Cada vez que hablo con él, tengo que estar muy organizada mentalmente porque él tiene una velocidad mental que es algo superior. Parte de nuestra relación es divertirnos, reírnos y esa complicidad de amigos. Me preguntaba de todo, y rápido, y saltaba de un tema a otro. Me hizo muy bien verlo porque es una demostración de amistad enorme y de confianza”, enfatizó.

Barrios está en la etapa final de presentación de su libro sobre el Papa Francisco, en el que cuenta vivencias de su vida personal junto a Bergoglio, y de una amistad que lleva años.

Audio completo de la entrevista

Lunes 29 de julio de 2013