“En el hospital no quedó otro técnico que haga mi trabajo”, indicó Karina Almirón, despedida del Posadas

Compartir

Karina Almirón, es Técnica de Anatomía Patológica y especialista en imnohistoquímica en el Hospital Posadas de El Palomar, una rama de la ciencia que estudia el origen de un tumor y da las herramientas a las facultativos para definir la mejor terapia para cada paciente.

Esta semana se enteró de su despido tras 15 años de servicios en el Estado, trabajo que realizaba en su carácter de contratada, ya que no había podido acceder a ser parte de la planta permanente del hospital a pesar del paso del tiempo. “Me avisaron que mi contrato había vencido con retroactividad el día lunes 15, y el martes 16 de enero no pude entrar a trabajar. En total, 122 personas se quedaron en la calle”, dijo Almirón en Mañana Sylvestre.

“El despido se dio sin mediar telegrama ni notificación alguna, simplemente se nos dice verbalmente que nuestro contrato venció el 31 de diciembre”, explicó.

“El trabajo que hago yo es un estudio que le permite a los médicos determinar que tratamiento debe seguir un paciente enfermo de cáncer. Tenía una compañera que me ayudaba y la estaba formando, pero ahora está accidentada, se tuvo que operar así que en este momento no hay quien me reemplace”, dijo e insistió que en el hospital “no quedó otro técnico que haga mi trabajo con el agravante de que hay muy pocos en el país, y quienes lo hacen están en el sector privado con mejores sueldos”.

Luego de comunicadas las cesantías se realizó un fuerte operativo de la Policía Federal y la Gendarmería, que blindó las salidas y el piso donde se encuentran las autoridades. Este viernes trabajadores realizarán una nueva asamblea para analizar la situación, convocada por la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Ciccop) y el Sindicato Trabajadores de la Salud (STS).

Viernes 19 de enero de 2018