En el Senado dicen que no habrá cambios

Compartir

Tras el pedido de indagatoria al vicepresidente, las repercusiones en la Cámara Alta. Por Arnaldo Paganetti,del Diario Río Negro.

La agitación en el oficialismo anexado a la Rosada, era más evidente ayer en el Senado de la Nación. En múltiples reuniones, se discutió quién designar en la titularidad provisional del cuerpo -en línea sucesoria directa y preferencial con la Rosada-, ahora que el vice Amado Boudou quedó en situación judicial embarazosa por la causa Ciccone, la ex imprenta de la Casa de la Moneda.

Corrieron rumores para todos los paladares, alimentados por usinas tanto del Frente para la Victoria como de la oposición.

“Lo más probable es que se preserve el statu quo y que el Ejecutivo (Cristina Fernández) mantenga todo como está”, manifestó una autoridad de la Cámara. Es decir, Beatriz Rojkés quedaría en el cargo y desalentaría la pelea entre quienes impulsaron el nombre del radical K por Santiago del Estero, Gerardo Zamora (se dice que a instancias de Carlos Zannini, secretario Legal y Técnico de la Rosada) y quienes promovieron a un “peronista, peronista.”

Entre los nombres del FpV, circularon los de Miguel Pichetto, Aníbal Fernández y Marcelo Fuentes.

El rionegrino mandó decir que no tenía vocación para ese puesto y que la decisión es “prerrogativa exclusiva” de la Presidente. Aníbal, dejó trascender que no buscaba nada. “Ahora si me lo ofrecen, agarro”,deslizó. El neuquino Fuentes estuvo inhallable, pero voceros justicialistas indicaron que en esta coyuntura de convulsión política” no camina la designación de un ultra K.

En la recorrida que hizo este diario por diferentes despachos, se indicó además que Cristina no tiene la menor vocación de distanciarse de los gobernadores del PJ.

“No alterará la relación tan importante que tiene con la provincia de Tucumán”, se señaló en referencia a Rojkés, esposa del mandatario José Alperovich.

Viernes 7 de febrero de 2014