“En general, el 80% al 90% de las cuentas no están declaradas, y son irregulares”, indicó Stephanie Gibaud, ex empleada del UBS

Desde París, la ex directora de Ceremonial de la Unión de Bancos Suizos (UBS) hasta el año 2012, y que denunciara manejos irregulares de información confidencial, casos de evasión y fraude fiscal, en Mañana Sylvestre, aseguró que ayudará “al Gobierno argentino a entender cómo los bancos privados trabajan para buscar a los clientes y ocultar la verdad”.

“Tenemos un equipo de personas, de gente de otros bancos de otros países, que ayudan a combatir todo esto, y como francesa soy muy respetuosa de la decisión del Gobierno argentino”, dijo Stephanie Gibaud, ex empleada del UBS sobre la investigación iniciada tiempo atrás de acuerdo a la información aportada por el empleado arrepentido del HSBC, Hervé Falciani, cuya lista de evasores fue el eje de la denuncia contra ese banco y sus clientes a nivel local.

“Voy a ayudar al gobierno de Argentina a entender cómo los bancos privados trabajan y buscan a los clientes y ocultan la verdad. Hay mucha opacidad que nadie puede entender, excepto los profesionales, los insiders”, dijo Gibaud.

Sobre su tarea en particular en la Unión de Bancos Suizos, la empleada arrepentida comentó que tenía que ver “con la organización de fiestas de gala, conciertos privados de artistas de renombre, era la embajadora de la marca UBS. Esto significa que los clientes piensan a la UBS cuando piensan en su fortuna, porque la competencia es difícil”.

“En todo el mundo es la misma cosa, porque el 80% al 90% de las cuentas no están declaradas, son irregulares. En EEUU es de 95%, y en Francia también”, remarcó y explicó sobre la ruta del dinero evadido que “es como un rompecabezas, y tenemos todas las piezas, son billones de pequeñas piezas de este rompecabezas”.

“Lo que vivo en Francia es igual que en España, en Alemania, en Estados Unidos, o en Argentina, es el modelo de negocios”, finalizó.

Miércoles 10 de diciembre de 2014